MEDIO AMBIENTE

CONSERVACIÓN

Oceana pide al Gobierno la ampliación del Parque de Cabrera

El Patronato del Parque ha manifestado al Ministerio de Medio Ambiente su preocupación por la paralización del proceso
M.P.

Oceana reclama al Gobierno español que cumpla su compromiso de ampliar el Parque Nacional de Cabrera y desbloquee la parálisis sufrida desde el pasado junio, cuando el Govern balear le trasladó una propuesta técnica, fruto de un proceso de participación ciudadana. La ampliación del Parque cuenta con un apoyo político sin precedentes, ya que la práctica totalidad de los grupos parlamentarios del Congreso y el Senado, el Parlament balear, el Consell Insular de Mallorca y el Ayuntamiento de Palma reclaman esta ampliación.



“España adquirió el compromiso de ampliar Cabrera en esta legislatura y anunció en la conferencia internacional Our Ocean que lo haría con el consenso de las autoridades regionales y locales, y los sectores afectados”, recuerda Ricardo Aguilar, director de Ciencia de Oceana en Europa. “El consenso para ampliar Cabrera es abrumador. Por lo tanto, no vemos ningún impedimento para avanzar con la ampliación del que será el Parque Nacional más grande y diverso del Mediterráneo Occidental”.



En este sentido, el Patronato de Cabrera, máximo órgano de participación de la sociedad del Parque, ha remitido una carta a la ministra de Medio Ambiente, el secretario de general Pesca y la secretaria de Estado de Medio Ambiente para manifestarles su preocupación por la paralización del proceso de ampliación. En ella, les insta a que aprueben antes de finales de año la propuesta preliminar, a partir de la remitida por el Govern Balear, para poder continuar con el proceso administrativo.



El Patronato de Cabrera, del cual Oceana forma parte, está integrado por representantes de las administraciones balear y estatal, entes locales, cuerpos de seguridad, sector pesquero, organismos de investigación y ONG de conservación.



Esta petición del Patronato cuenta también con el apoyo del Parlament Balear, el cual aprobó el 31 de octubre una declaración institucional en este aspecto.



La Red de Parques Nacionales solo cuenta con un 4,1% de superficie marina, a pesar de que España tiene el doble de mar que de tierra. Con la propuesta presentada por el Govern balear para ampliar Cabrera hasta unas 90.000 hectáreas, se contribuiría a mejorar la protección marina bajo la figura de parque nacional hasta alcanzar un 20,5% de la Red.



Cabrera alberga docenas de especies amenazadas, incluyendo cetáceos y tortugas, y especies y hábitats de profundidad muy poco habituales. Estos resultan ser frágiles y vitales para mantener la salud de los océanos y necesitan ser protegidos de manera efectiva lo antes posible.