SECTOR NÁUTICO

PERFIL

La patrona del Derecho Marítimo Internacional

Rolande Sbert Himgi (Palma, 1989) es licenciada en Derecho por la Universitat de les Illes Balears y máster en Gestión de Empresas Marítimo Portuarias y en Derecho Marítimo por la Universidad de Deusto. Ha liderado la defensa de algunos de los procesos penales de la mar más mediáticos  de los últimos años
EMPAR ISABEL BOSCH

De nacionalidad hispano-francesa, Sbert Himgi  ha liderado la defensa de algunos de los procesos penales de la mar más mediáticos  de los últimos años sobre los que  guarda el consabido secreto profesional. Después de haber ejercido varios años en Madrid, donde dice entre risas que se concentra el mayor número de capitanes mercantes del país, acaba de abrir despacho en Palma, donde ha vuelto a radicarse por  la proximidad de la mar y por su afición a la práctica del windsurf, deporte del que, además, fue monitora en el Club Náutico de S’Arenal (Mallorca) en los veranos de su etapa de estudiante universitaria.



Cuenta que cuando finalizó sus estudios de Derecho en la Universitat de les Illes Balears (UIB) decidió que no quería ejercer de cualquier manera sino en el ámbito que le reportaba tantas satisfacciones, el del mar, y decidió completar su formación con el prestigioso postgrado de la Universidad de Deusto y el Gobierno Vasco.  Dice que su conocimiento de la navegación le facilita el ejercicio profesional porque, entre otras particularidades,  detecta con facilidad falsedades en los partes. Habla inglés, francés y alemán y ha participado en los comités de regatas del Trofeo Mapfre Princesa Sofía y  Mapfre Palma Vela, entre otras competiciones. 



Explica que la aplicación de la nueva Ley de Navegación Marítima de 2014 no solamente ha reformado ampliamente el  Derecho marítimo español  sino que también ha adecuado su formulación al Derecho marítimo internacional,  a los distintos convenios internacionales vigentes en España y a la dispersa normativa que regula esta materia, cuya cabecera estaba todavía constituida por el Libro III del Código de Comercio de 1885. 



La nueva ley, comenta, regula también el marco  de la seguridad de la navegación, la protección del medio ambiente y del patrimonio cultural subacuático, el uso del mar territorial, la lucha contra la contaminación, los intereses españoles en materia de pesca, la extranjería y la inmigración o la lucha contra el contrabando y que,  esta amplitud,  conlleva que esta ley incluya prácticamente todos los aspectos de la navegación, tanto de Derecho público como privado. 



De su trabajo cotidiano destaca el trato habitual con las personas y con las administraciones; el intercambio con los peritos; el estudio de las cartas náuticas y de las condiciones meteorológicas en que se producen los abordajes así como las excepciones del Código Aduanero Comunitario y las disposiciones para los barcos de bandera extranjera que le permiten navegar las aguas del comercio internacional.



Miembro de la Asociación Española de Derecho Marítimo (AEDM), Sbert Himgi es un activa integrante de WISTA (Women’s International Shipping Trade Association), una organización global que conecta a mujeres ejecutivas y profesionales de todos los sectores de la industria marítima y que, recientemente,  ha denunciado los casos de desigualdad que ha detectado, sobre todo los relativos a la remuneración del trabajo de las mujeres en la industria marítima y su difícil acceso a los puestos de responsabilidad.



Una encuesta de empleados marítimos en el Reino Unido, realizada por The Maritime HR Association, administrada por HR Consulting de Spinnaker Global, descubrió que las mujeres ganan poco más de la mitad de lo que ganan sus colegas masculinos y que, la brecha salarial media en este ámbito alcanza el 45,7 por ciento frente al 17,4 por ciento que representa la brecha de género salarial media en otros sectores.  



El escenario fue aún peor en lo que respecta a los bonos en el sector marítimo,  que sitúa a las mujeres en el extremo inferior de una brecha de bonificación media del 61,3%. No existen estudios similares en nuestro país pero sabemos que, según datos de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF),  las mujeres representan  el 2% de la fuerza de trabajo marítima mundial; el 36% de la mano de obra marítima en tierra,  según un informe de The Maritime HR Association,  y solamente un 10% de los cargos más influyentes en la industria del transporte marítimo son mujeres, según la Lloyd’s List.