SECTOR NÁUTICO

MODA

Peacoat

¿Los han visto? Es lo que tiene la moda, que algunas prendas reaparecen al cabo de los años tal como desaparecieron aunque, en este caso, ya no se suben a los barcos; no tienen nada que hacer al lado del nylon, el goretex y otras fibras sintéticas.
DIEGO RIERA

Habrán visto a jóvenes luciendo un abrigo de lana con un corte ligeramente por debajo de la cintura, cruzado y con doble botonadura, amplias y cortas solapas con muesca –denominado cuello Ulster– y bolsillos  verticales. Sí, el chaquetón de marinero o peacoat en inglés se pasea por nuestras calles y pantalanes de nuevo.



El origen de esta prenda es incierto y hay varias teorías: la pista holandesa dice que es un pijjakker, pij abrigo de lana gruesa y jakker chaqueta; la versión inglesa habla de un proveedor que surtía a la Royal Navy inglesa a partir de 1888 y que era una chaqueta para los oficiales de menor rango, los petty officers y de ahí pea coat. Lo cierto es que Taylor & Cutter, una revista de moda, ya los cita en 1889, ¡un must instantáneo!



Por último están los reefer coat, los abrigos que introdujo la US Navy a partir de los ingleses para sus guardiamarinas y cadetes. Estos determinan la forma actual de los Peacoat, ajustados y cortos para subir a los mástiles pero con dos capas superpuestas en la parte delantera para mayor abrigo. Con el mismo objetivo tienen unas solapas amplias que ahora se cierran con un botón –ahora hablaremos de este interesantísimo punto– para proteger el cuello durante las guardias pero que anteriormente lo hacían con un cordel.



Para no congelarse las manos están los prácticos bolsillos en vertical a la altura del pecho que, por cierto, llevan un bolsillo interior para las monedas. Si el abrigo es largo hasta las rodillas y lleva dos bolsillos extras, horizontales y con solapas estamos ante la versión para oficiales conocido como bridge coat.



Podrá encontrarlo en muchas tiendas pero si quiere uno de verdad tiene que dirigirse a Sterlingwear, el fabricante oficial para la marina norteamericana, y pedir el modelo oficial de lana Melton con 6 botones. Y si quiere uno de verdad además usado por algún marinero en la primera o segunda guerra mundial tendrá que buscar por tiendas o por internet y saber que, en la Gran Guerra, el chaquetón tenía diez botones que pasaron a ocho en la WWII y que el dibujo y el material del botón han variado con el tiempo. El original es un ancla, detalle del sello personal del Lord High Admiral de Gran Bretaña. Los hay también con un ancla y trece estrellas, balas de cañón, y han sido de latón, aluminio, cuerno y, actualmente, plástico.