SECTOR NÁUTICO

TRANSPORTE

El Govern establece frecuencias y horarios en el transporte marítimo

Prepara un decreto que fija las rutas estratégicas entre las Islas y regula también las golondrinas y la actividad del taxi marítimo
M.P.

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, y el director general de Puertos y Aeropuertos, Xavier Ramis, presentaron ayer el contenido del decreto por el cual se desarrolla el régimen especial de prestación de los transportes marítimos entre las Islas Baleares.



Este documento decreto califica como líneas marítimas de interés público de las Islas Baleares o líneas estratégicas las rutas entre el puerto de La Savina de Formentera e Ibiza, entre Alcúdia y Ciutadella y entre los puertos de Ibiza y Palma, esta última no está actualmente cubierta por una línea regular interinsular, sino como escalera otras líneas que enlazan las Islas Baleares con la península.



Se presta especial atención a la Isla de Formentera –afectada por la triple insularidad- con el objetivo de cubrir la necesidad de los ciudadanos de la Isla de poder conectar con los vuelos con llegada o salida al aeropuerto de Ibiza, tanto a primera hora de la mañana como última hora del anochecer.



De esta forma, se consideran frecuencias mínimas 11 viajes diarios, en días laborables, en cada sentido, para el transporte de pasajeros entre Ibiza y Formentera. Con al menos una salida por la mañana, entre las 6.00 y las 6.30 horas desde la pitiusa menor y una salida nocturna desde la isla de Ibiza, entre las 21.30 y las 22.30 horas.



También se establece un mínimo de cinco viajes diarios en días laborables para el transporte de mercancías (tanto en temporada alta como baja) y en los días festivos, el mínimo de frecuencias será de un viaje en cada sentido en cada una de estas franjas horarias.



La ruta Ibiza-Palma deberá  tener siete viajes semanales, en cada sentido y la de Alcúdia-Ciudatella, dos viajes diarios en días laborables, en cada sentido, y  uno en festivos en cada sentido.



El decreto no sólo fija las condiciones de estas líneas estratégicas, sino también como hacerlas cumplir a los operadores o cómo actuar en el supuesto de que se dé la circunstancia de que no se cubran.



El decreto no permite la operación de navieras únicamente en temporada alta, sino que tienen que prestar un compromiso de prestación anual y que los viajes fijados como mínimos se tienen que cumplir durante todo el año.



El Govern considera que el libre mercado puede cubrir la demanda de las líneas estratégicas pero el decreto prevé que si los operadores incumplen estas condiciones, la administración dictará las directrices de coordinación para cubrir el servicio. Además, se podrán derivar sanciones del incumplimiento de estas medidas de coordinación obligadas.



En caso de una ruta estratégica se quede sin operadores, el Govern podrá convocar un concurso para formalizar un contrato de obligación de servicio público de la mencionada línea. En este caso, la empresa será compensada económicamente a través de la subvención correspondiente.



Una vez que se apruebe el decreto, las navieras que prestan los servicios –o aquellas que lo quieran hacer- tendrán que comunicar (a través de una declaración responsable) su compromiso a hacer cumplir las obligaciones de servicio público establecidas por las líneas declaradas estratégicas. También tienen que aportar aval que acredite su solvencia económica para cubrir estas líneas estratégicas.



El decreto regula también el régimen aplicable a los transportes turísticos y recreativos y la actividad del taxi marítimo. Por ejemplo, las “golondrinas” o embarcaciones turísticas sólo podrán hacer rutas circulares con el pasaje, con salida y llegada en el mismo puerto. Es decir, sólo podrán hacer excursiones, volviendo a todo el pasaje en su punto de salida.



El decreto también regulará la actividad del taxi marítimo, que actualmente no es todavía muy numerosa (pero sí que se está dando de forma no regular). Se exigirá, como el resto de transportes, el adecuado registro y despacho del barco para llevar a cabo el servicio.