SECTOR NÁUTICO

BUQUES INSÓLITOS

El barco más grande del mundo

Es un gasero de la compañía Shell, mide casi medio kilómetro y pesa 600.000 toneladas
JAIME ABARCA

El Prelude FLNG, que recibe sus siglas por Floating Liquified Natural Gas, propiedad de la compañía gasística Shell, no sólo es con sus 488 metros de eslora el barco más largo del mundo, además es con sus 600.000 toneladas el barco en operación más pesado del planeta. Y si por lo anterior fuera poco, también es sorprendente que su principal finalidad no sea navegar de un puerto a otro, sino más bien actuar como una factoría flotante y quedarse en un punto fijo para explotar cualquiera de las reservas de gas natural que existen en el fondo marino. Principalmente las que se encuentran a cientos de kilómetros de la costa eliminando la necesidad de costosos y largos oleoductos a las plantas de refinado en tierra.



Lo que significa que el Prelude FLNG actúa como plataforma de extracción, procesamiento y almacenamiento in situ reduciendo una enormidad los costes individuales de estos tres procesos industriales. Y de ahí que la cuantía que se ha pagado por su construcción y puesta en funcionamiento igualmente haya sido el más alto que nunca se ha pagado por un solo buque. En este caso 10.000 millones de dólares. Botado en diciembre de 2013 por el que es en la actualidad el más importante astillero de los grandes barcos de transporte que navegan entre continentes, ubicado en la localidad de Geoje en Corea del Sur, el buque tiene su propia torre de extracción (lo que eleva su altura a los 105 metros), licua el gas extraído a -162ºC (esto es reduce 600 veces el volumen del gas natural) y su tanques de almacenado tienen en conjunto la capacidad de 175 piscinas olímpicas antes de traspasar semanalmente el gas licuado a otros buques cisterna más pequeños.  



El buque está en estos momentos (ver fecha de publicación) a 200 kilómetros mar adentro de la costa norte de Australia, en el Mar de Timor, y anclado a cuatro grupos de amarre masivos de cadenas a 250 metros de profundidad que le permiten soportar vientos de 300 km/h y hasta olas de 20 metros. Su tripulación suma en total 240 personas, que trabajan en turnos de 120 y que son trasladados en 6 vuelos de helicóptero semanales. La vida operativa del barco está calculada en 50 años.