CÓDIGO AZUL

JOSÉ LUIS MIRÓ

Periodista desde 1991. Subdirector de Mallorca Press y de Gaceta Náutica. He sido redactor jefe y columnista de El Mundo de Baleares. Ejerzo de responsable de comunicación y jefe de prensa de varias entidades náuticas que nada tienen que ver con lo que aquí opino. Asesoro a empresas en materia de comunicación. Navego cuando puedo.

Surrealista: al conseller Mir le preocupan los vertidos de las pateras

Fotografía de portada de la edición impresa de febrero de Gaceta Náutica.

Es seguro que muchos aficionados a la náutica se habrán tenido que rascar los ojos o pellizcarse al leer la carta que el conseller de Medio Ambiente de Baleares, Miquel Mir, ha remitido al Ministerio del Interior exigiendo la retirada urgente de la decena de pateras que, como ya informó en primicia Gaceta Náutica en su portada del mes de febrero, se encuentran varadas o amarradas en el puerto del Parque Nacional de Cabrera.  

A Mir, responsable político de las defectuosas depuradoras de aguas residuales de las Islas, le preocupan mucho las fugas de aceites e hidrocarburos que estas pequeñas embarcaciones, propulsadas todas ellas por motores fueraborda de 40 CV, puedan verter a las aguas del parque, lo cual es directamente surrealista. Incluso en el muy improbable caso de que todas las pateras derramaran su carga de combustible (depósito y bidones de reserva), el impacto en el medio ambiente sería entre irrelevante y ridículo. Por no hablar de que casi toda la gasolina que es capaz de estibar uno de estos botes en el exiguo espacio que dejan libre sus 14 tripulantes ha sido consumida en la travesía desde el Norte de Africa.

Aquí solo caben dos opciones. La primera es que Mir no tiene ni idea de náutica (a pesar de que su departamento legisla en esta materia) y no sabe, por tanto, que el menor de los problemas que puede generar una  patera es el de un vertido incontrolado. La segunda, y más probable, es que sí lo sabe, pero se monta esta película para desviar el foco de los verdaderos vertidos (los suyos) hacia los simplemente potenciales y en todo caso minúsculos vertidos de las pateras. ¿Por qué, si no, iba a aparecer publicada la carta de Mir a Marlaska (nada menos) en la portada del Diario de Mallorca, convenientemente filtrada? Otra cosa distinta es que una maniobra de distracción tan burda haya tenido la más remota posibilidad de surtir efecto.

Pero es que, además, el conseller demuestra una absoluta descoordinación con la autoridad portuaria de la comunidad autónoma, Ports IB, que lleva meses ocupándose del desguace de las pateras y de la subasta de los motores que se encuentran en buen estado, que son la mayoría. Mir le pide a Interior que se haga cargo de algo que ya está haciendo el Govern en cuyo consejo participa todas las semanas en su condición de titular de la cartera de Medio Ambiente. ¡Pero si hasta sabemos lo que cuesta destruir cada embarcación! Lo publicamos como noticia principal en la Gaceta Náutica de este mes, lo ilustramos con fotografías del depósito de Son Toells y le dedicamos uno de los capítulos de nuestro podcast.

Más aún: en esa misma información revelamos la situación concreta de las pateras depositadas en el puerto de Cabrera y advertimos, citando fuentes oficiales de Ports IB, que el coste de 600 euros de media por cada unidad desguazada puede triplicarse en el caso de que haya que trasladarla desde Cabrera a la isla de Mallorca. No podemos exigirle al conseller Mir que lea nuestra publicación (le iría bien hacerlo), pero sí que se comunique con sus vecinos del Ejecutivo, aunque sean de otro partido. Así se evitaría hacer ridículos espantosos como el de este fin de semana en la portada del segundo medio con mayor difusión en nuestras islas. 

De la responsabilidad política de su ecoconselleria en los devastadores vertidos de aguas residuales en Palma, Sóller, Pollença, Ibiza o Formentera hablaremos en otra ocasión, quizás con motivo de su próxima comparecencia ante el pleno del Parlament.

El GOB se hace trampas al solitario (y la prensa le sigue la corriente)

​​​​​​​A los ecologistas subvencionados con 281.000 euros por el Govern no les gustan los datos de las inspecciones de pesca porque contravienen su relato. Los medios, en lugar de ceñirse a las cifras, prefieren divulgar las impresiones percibidas “boca-oreja” por esta entidad.

La APB sólo tiene que elegir el precio del café

Puertos no puede seguir tirando el balón hacia delante con todos los asuntos que tiene sobre la mesa. Que decida: o hace caja o garantiza el acceso a los puertos de las economías medias. No hay más.

Ataque a los clubes: así se gentrifica la náutica de recreo en España

Todo el mundo en nuestro sector sabe que existe una trama organizada para acabar con los clubes náuticos y convertirlos en aparcamientos de yates

El caso vertidos y las cartas marcadas de Més

Es imposible que el partido político Més (y en general toda la izquierda española) pierda la partida: si un juez le da la razón, bien; si no, la Justicia es una cloaca. Y así con todo.

El PP también criminaliza a los navegantes

El portavoz popular compra el relato de Més y pide más vigilancia para evitar que "se tiren anclas sobre posidonia" en Ibiza y Formentera

Ibiza y el caso Puertos

La cuestión nuclear de esta nueva pieza separada está en la presunta extorsión al club náutico y la APB

Lío monumental en el varadero

La burocracia amenaza con liquidar a las empresas de mantenimiento de yates

La alargada sombra de la posidonia

La sorprendente revelación científica de que existen hábitats que necesitan «mucha más protección» y a los que nadie presta atención

El cartelito de los peces y la estafa de la sostenibilidad

El concierto de Los 40 pagado con la falsa ecotasa no tiene nada que ver con el medio ambiente, pero en el cartel hay delfines y medusas

El ecologismo mercantil se queda sin el pretexto de la posidonia

Ante la evidencia de que los fondeos en posidonia son residuales, los ‘antibarcos’ se buscan otros argumentos: la “saturación” y el “ruido de origen antropogénico”.

Plan de Puertos: Baleares condena la navegación a vela

Sólo el 9% de los barcos matriculados son veleros porque no hay amarres. El Govern ha aprobado un plan de puertos que prohíbe ampliar las instalaciones y apuesta por las motoras. Todo muy sostenible.

La APB necesitá cambios más profundos

No basta con sustituir al director nueve meses después de la operación de la Fiscalía Anticorrupción

Més y el PP deciden no remover la mierda

Dos partidos que teóricamente están en las antípodas el uno del otro escenificaron un paripé para que no se note que están de acuerdo en no pisarse la manguera

El ninguneo de Yllanes a la feria náutica virtual

La Cámara de Comercio, dispuesta a sacar adelante el Balearic Yacht Show digital con independecia de lo que opine el IDI

Gracias, diputado Ferrá, nos anima usted a seguir

No exageremos. Ni la democracia ni la libertad de información están en peligro porque un político de segunda línea insulte a Gaceta Náutica. La cuestión es que el diputado Ferrá no puede refutar la veracidad de nuestras informaciones sobre los vertidos. Por eso las llama “campaña”

Si funciona, apuesta por ello

Baleares se ha dado de bruces abruptamente con las consecuencias de un modelo basado en el monocultivo del turismo y es preocupante que en lugar de buscar alternativas realistas, como la náutica, donde tanto tenemos que ofrecer, nuestros gobernantes ya hayan decidido que seguirán dándole la espalda al mar

Gual y la teoría de la conspiración

La Fiscalía, la Guardia Civil y el Juzgado habrían actuado al dictado de una supuesta mafia, según la tesis que han puesto a circular personas allegadas al ex presidente

Son de secano

Podemos estigmatiza a la náutica con su campaña de impuestos a los ricos mientras su líder en Baleares dirige el Palma Boat Show y subvenciona a las asociaciones de grandes yates

El Govern debe exigir al Estado todas las competencias portuarias

La crisis del Covid-19 pone de manifiesto la discriminación que sufren las empresas náuticas que operan bajo competencia de Puertos del Estado

La unión (de la náutica) hace la fuerza

El sector está demostrando desde hace dos meses su fortaleza gracias a la suma de todos sus actores, desde la industria más grande hasta el más humilde navegante. Ojalá este espíritu de equipo perdure más allá de la pandemia