OPINION

MEDIO AMBIENTE

No queremos ser un vertedero de buques del Mediterráneo

La APB no ha de competir por recoger la basura de los barcos cuando en Baleares no tenemos ni siquiera plantas de tratamiento
ELENA PIPÓ

A Baleares no le interesa competir por ser el vertedero de residuos de buques comerciales del Mediterráneo Occidental. No se entiende que en los últimos diez años la recogida de aceites contaminantes se haya multiplicado por cuatro. Alguien debería explicar las causas de ese incremento desmesurado y, de paso, cómo es posible que las dos únicas empresas que prestan este  servicio  cautivo lleven años prorrogando sus contratos con la Autoridad Portuaria de manera automática. O cómo se come que los residuos, por cuya recogida se están pagando tres millones de euros al año (ejercicio 2016), jamás hayan sido pesados. La transparecencia no consiste sólo en colgar una memoria en una página web. Cuando se produce una anomalía, hay que comunicarla y tratar de ponerle remedio, no intentar que pase desapercibida.