REPORTAJES

INFORME GN

Los sospechosos incendios de la naviera Grimaldi

La detención del capitán y dos tripulantes del “Grande Europa” extiende una sombra de duda sobre las causas del resto de siniestros que han afectado a mercantes de la naviera napolitana
JOSÉ LUIS MIRÓ

Demasiadas casualidades. Eso fue lo que pensó la Policía Judicial de la Guardia Civil de Palma cuando inició la investigación por el incendio del buque “Grande Europa”, propiedad de la compañía napolitana Grimaldi, ocurrido la noche del 14 al 15 de mayo a pocas millas de Cabrera. Demasiada casualidad que fuera el segundo mercante de esta naviera en prenderse fuego en apenas dos meses (“Grande América”, frente a las costas de La Rochelle, Francia), el tercero desde octubre de 2018 (“Ausonia”, en la ruta Palermo-Livorno) y el cuarto si nos remontamos al año 2015, cuando el “Sorrento”, operado por Trasmediterránea pero propiedad de la naviera italiana, se quemó cerca de Mallorca. Y demasiada casualidad que el fuego tuviera dos focos claramente diferenciados.