CRUCERO

COMPETICIÓN

Una parada naval despide la XXIII Diada de Vela Latina de Mallorca

La organización decidió celebrar un desfile a bordo de los llaüts de mayor envergadura ante la imposibilidad de disputar las regatas de la jornada por exceso de viento.
M.P.

El exceso de viento impidió la celebración de la segunda y última regata de la XXIII Diada de Vela Latina de Mallorca, pero no consiguió deslucir el espectáculo de la jornada. Ante la imposibilidad de dar la salida de la competición, al rebasar el anemómetro el límite de 14 nudos establecido para las embarcaciones de vela latina, la organización optó por realizar una parada naval frente a las instalaciones del Club Nàutic de Cala Gamba a bordo de una quincena de los llaüts de mayor envergadura y de la embarcación del comité de regatas.