CRUCERO

COMPETICIÓN

¿Puede tener la Vendée Globe 2020 una ganadora?

Hasta seis mujeres podrían estar en noviembre en la línea de salida de Les Sables d’Olonne, una cifra récord en una edición que batirá todos sus registros en número de participantes.
Julio González

El próximo 8 de noviembre de 2020 soltará amarras en Les Sables d’Olonne (Francia) una nueva edición de la Vendée Globe, la gran vuelta al mundo sin escalas y sin asistencias que se celebra cada cuatro años. En esta ocasión será una prueba más participativa, la organización ha ampliado el cupo hasta 34 embarcaciones y con mayor presencia femenina.



Entre los 36 patrones seleccionados hasta el momento, dos se caerán de la lista definitiva que se dará a conocer el 1 de julio, hay seis mujeres, una cifra que garantiza que esta edición será la de mayor presencia femenina de la historia de la regata. Las mujeres compitiendo en igualdad de condiciones contra los hombres han sido una constante en la Vendée Globe desde su tercera edición, celebrada en 1996, donde Catherine Chabaud fue sexta en la meta e Isabelle Autissier no pudo completar la circunnavegación por la rotura de un timón.



El proceso de calificación es fundamental para todos los patrones de cara a estar en la línea de salida. Los nueve navegantes que consiguieron finalizar la anterior Vendée Globe y los nueve que tienen un barco nuevo en construcción tienen garantizada su plaza, mientras que el resto serán seleccionados por la organización en función de su experiencia y millas de navegación.



Para cinco de las posibles patronas la Vendée Globe 2020/21 será su primer intento, mientras que para Samantha Davies esta significará su tercera participación. La británica, de 45 años de edad, logró un fantástico cuarto puesto en 2008 y se vio forzada a retirarse en 2012. Desde entonces, Davies ha adquirido más experiencia compitiendo en la Volvo Ocean Race y llega a esta edición con el aliciente de poder medirse contra su pareja, el francés Romain Attanasio, que intentará la vuelta al Mundo por segunda vez.



Entre el resto de participantes hay una mezcla de lo más heterogénea. Por un lado navegará una élite de regatistas veteranos que conocen muy bien lo difícil que es esta regata, para Arnaud Boissières y Jérémie Beyou será su cuarta presencia en la prueba y para Jean Le Cam y Alex Thomson será la quinta. Estos cuatro navegantes forman un póker de favoritos al que se podrían sumar nombres de debutantes como Charlie Dalin que viene de ganar la Transat Jacques Vabre o Kevin Escoffier, uno de los tripulantes del Dongfeng chino que venció en la última Volvo Ocean Race y que con su nuevo barco, el PRB, ha sido segundo en la Transat Jacques Vabre y en la Fastnet.



Didac Costa será el único español en tomar la salida de la regata. El patrón, bombero de profesión, tiene garantizada su plaza al haber finalizado decimocuarto en la edición de 2016. El catalán navegará a bordo de la misma embarcación que usó hace cuatro años, el One Planet One Ocean, pero ahora es de su propiedad tras comprárselo a la Fundación de Navegación Oceánica de Barcelona.



La intención de Costa es realizar una profunda puesta al día del barco, que fue botado en el año 2000 y es de una generación muy anterior a la incorporación de los foils, pero para conseguirlo necesita financiación, uno de los aspectos cuya escasez lastró su anterior proyecto para la Vendée Globe. Lo que es seguro es que talento y perseverancia no le falta, ya lo ha demostrado.