VELA LIGERA

VELA OLÍMPICA

Nueva baja en la RFEV: Iker y Olga renuncian a Tokio 2020

El campeón olímpico, que navega en nombre del Club Nàutic Arenal, alega que no puede estar al cien por cien por culpa de las lesiones, pero una de las causas no oficiales del abandono es la falta de sintonía con la presidenta de la RFEV, Julia Casanueva, y el director olímpico, Santiago López Vázquez
M.P.

"Tras dos años de grandes dificultades de preparación deportiva, especialmente agravadas por las lesiones del último año, Iker y Olga se han visto obligados a renunciar al intento de representar a España por cuarta vez (en el caso de Iker) en los próximos Juegos Olímpicos. La proximidad del campeonato del mundo de la clase Nacra 17 en Australia, prueba clave para la selección, a tan sólo 15 días, ha sido determinante para esta dura decisión". Con estas palabras ha comunicado hoy el equipo Movistar la retirada de la carrera olímpica de Iker Martínez, su regatista estrella, campeón y subcampeón olímpico, y uno de los estandartes de la vela española.



La versión oficial es que las lesiones les han impedido rendir al máximo. El propio Iker ha asegurado: “Siempre intentamos salir al cien por cien en cualquier prueba que participemos, pero sobre todo en unos Juegos Olímpicos, donde además del prestigio personal está en juego el de representar a España. Y mucho más cuando ya has conseguido dos medallas en los Juegos. Las circunstancias que hemos vivido últimamente nos han llevado a tomar esta difícil decisión al ser plenamente conscientes de que nos sería imposible estar al 100% a tiempo para el Mundial”.



La renuncia de Iker, sin embargo, tiene un trasfondo no oficial relacionado con la crisis federativa y la intención manifiesta de la presidenta de la RFEV, Julia Casanueva, y su actual equipo deportivo, con Santiago López Vázquez a la cabeza, de no contar con el campeón vasco de cara a los JJOO de Tokio, donde España, tras la renuncia anunciada hoy por Movistar, estará representada por Tara Pachecho y Florián Trittel. Casanueva ha mostrado en privado en numerosas ocasiones su poca sintonía con Íker Martínez, al que se refería en tono despectivo. 



La vela balear  pierde de este modo una de sus posibilidades más claras de estar representada en las olimpiadas japonesas, dado que Iker y Olga navegaban bajo pabelló del Clubn Nàutic S'Arenal, donde han estado entrenando. 



“Aunque ahora toca pasar página y ya estamos pensando en el futuro, y en asumir nuevos retos que nos sirvan de motivación para continuar compitiendo al máximo nivel”, ha añadido Iker Martínez, quien también ha agradecido la ayuda recibida estos últimos años del Consejo Superior de Deportes (CSD), la Real Federación Española de Vela (RFEV) y el Equipo Movistar.