SECTOR NÁUTICO

PROMOCIÓN

El sector náutico balear apoya que la Cámara de Comercio asuma la gestión del Salón Náutico

El IDI (Govern balear) mantendrá el control de la edición de este año y cederá el testigo al equipo de Antoni Mercant en 2021

ELENA PIPÓ / JOSÉ LUIS MIRÓ

La Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Mallorca asumirá en 2021, casi con total seguridad, la gestión del Salón Náutico Internacional de Palma tras haber recabado el apoyo de los principales subsectores de la náutica deportiva y recreativa de Baleares, así como de la Autoridad Portuaria de Baleares (en cuyos terrenos se desarrolla la muestra) y del resto de administraciones implicadas en su organización, entre ellas Ports IB.



La Asociación de Clubes Náuticos de Baleares (ACNB), la Comisión de Charter de APEAM y la Asociación de Empresas Náuticas de Baleares (AENIB), el brazo regional de la patronal nacional ANEN, han confirmado a Gaceta Náutica su respaldo a la Cámara de Comercio, únicamente condicionado a la presentación de un plan de viabilidad que deberá ser sometido a la consideración del comité asesor donde está representada la industria náutica.



GACETA NÁUTICA



El Instistito de Innovación Empresarial de Baleares (IDI), dependiente del Govern balear, ha sido el encargado de gestionar históricamente la feria palmesana y ha pedido también que la Cámara presente un proyecto. Con todo, el consenso para que el equipo de Mercant asuma el control del principal evento industrial náutico de Baleares es “muy amplio”, según se vio en la última reunión del consejo asesor.



La última edición del Palma International Boat Show (nombre comercial del salón) contó con la participación de 270 expositores y más de 600 embarcaciones (300 de ellas en el mar y  100 superyates). El 94% de los empresarios dijo que quería repetir en 2020 y los visitantes aumentaron un 7%. La superficie de exposición fue de 82.000 metros cuadrados.



En una entrevista concedida a Gaceta Náutica el pasado mes de noviembre, Antoni Mercant ya adelantó que la Cámara de Comercio quería aumentar su protagonismo en el Salón Náutico de Palma, si bien admitió que estaba “muy satisfecho con su evolución y la gestión realizada por el IDI”. “Hemos manifestado interés por asumir un mayor papel en la organización del evento y, como no podría ser de otra manera, estamos a disposición de la administración”, declaró Mercant.



El presidente de la Cámara de Comercio considera que el destino náutico balear es “insuperable, el más atractivo y con mayor demanda”. Y aboga por una rebaja de impuestos que le permita aumentar su competitividad: “Otros emplazamientos tienen menor fiscalidad y mayores facilidades para desarrollar la actividad náutica. Por eso, nos ofrecemos para liderar en la Red de Cámaras Insulares de Europa (Insuleur) la propuesta de rebajar la fiscalidad del 21% al 8-5% en el sector turístico y náutico”.