SECTOR NÁUTICO

CORONAVIRUS

La APB ignora las quejas del sector y aprueba la tasa por reparar barcos

Juan Gual aduce que la actividad no se ha visto afectada por el Covid-19 y se enfrenta a su vicepresidente, Miquel Puigserver, que vota en contra de la nueva «mordida»
JOSÉ LUIS MIRÓ

No habrá aplazamiento ni suspensión de la “mordida” por trabajar en los varaderos y puertos deportivos de Palma, Alcúdia, Mahón, Ibiza y  Formentera. El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) aprobó ayer la implantación del Pliego de Condiciones Particulares del Servicio Comercial de Reparación y Mantenimiento de Buques y Embarcaciones a partir del 1 de julio, en plena crisis por la pandemia de Covid-19 y desoyendo la petición unánime del sector para suspenderla. La nueva tasa gravará con un 1% la facturación de cualquier trabajo realizado en suelo bajo competencia de Puertos del Estado.