CON TINTA AZUL

JUAN POYATOS

La poesía en la industria náutica

JUAN POYATOS
Cuando en este medio especializado en náutica se escribe sobre los delfines o las ballenas se venden más tornillos de inox

Empiezo esta crónica trascribiendo una reveladora anécdota que me contaron hace años los propietarios de una imprenta de Palma muy conocida y muy náutica. El gerente de esta imprenta, regentada por cierto por una familia que vive de acuerdo a unos envidiables códigos de honor casi olvidados, me contó que en una ocasión fueron a verlo un grupo de unos diez poetas mallorquines, aficionados a este noble arte literario.


Cada uno tenía escrito un buen poema, uno realmente bueno, no más. Era por tanto imposible que cada uno publicara su propio libro por separado, por lo que, inteligentemente, optaron por unirlos todos en un solo ejemplar impreso. De este modo, dijeron, «promoveremos la lectura en general, y la poesía en particular». Unas semanas más tarde, el impresor les avisó: «Ya podéis pasar a revisar las primeras pruebas de imprenta».

Uno a uno, durante los siguientes días fueron llegando los diez poetas aficionados. Al entrar por la puerta de la imprenta casi todos saludaban con un emocionado: «Vamos a ver cómo ha quedado mi poema». Excepto dos o tres, que se preocuparon en primer lugar por el libro en general y por los poemas de los otros, el resto,  sólo parecían interesados por «su» poema. Así es la naturaleza humana. Conseguimos unirnos y hacer grandes cosas fabulosas, pero la mayoría, en el fondo, sólo vela por sus propios intereses, buscando el apoyo del grupo para alcanzar sus propios fines. 

Así es la sociedad en general y la náutica en particular. Unidos, tal vez, pero cada uno atento a «su» poema. Lo he visto refrendado recientemente en esta misma publicación cuando un anunciante redujo la publicidad de su empresa porque «no se habla suficientemente de mi oferta de tornillos de inox». Cuando supe de este caso, que no es exactamente así, sino que lo camuflo para no señalar, me entraron ganas de llorar, literal. No se hablaba de «su» empresa lo suficiente, dijo. En fin. Me dieron ganas de decirle, y se lo diré si me da la oportunidad, que cuando en este medio especializado en náutica se escribe sobre los delfines o las ballenas se venden más tornillos de inox, que cuando se escribe sobre regatas se venden más tornillos, cuando se pide y se lucha para tener el mar sin plásticos o sin fecales se venden más tornillos o que cuando se lucha para poder echar el ancla libremente se venden más tornillos.

En definitiva, tengo claro que no hace falta hablar de tornillos para vender tornillos. Esta simple cuestión no la entienden todos los empresarios náuticos de Baleares y sólo les interesa «su» poema, una pena. Lo cierto es que la gente no navega en éstas aguas porque una tienda venda fabulosos tornillos, otra haga toldos o repare muy bien los motores, la gente navega porque todavía hay delfines y ballenas, porque hay aguas limpias y calas de fina arena. Pero no quiero hablar más de esa empresa y sus fabulosos tornillos, quiero quedarme con lo positivo, con aquellos dos o tres poetas que miraron el todo en su conjunto, el libro. Aquí hay empresas, grandes y pequeñas que sí han entendido que apoyar ésta publicación es apoyar el mar. Gracias, empresarios; gracias, lectores; gracias, amigos, por confiar y entender lo que es y lo que significa Gaceta Náutica. Entre todos, aunque cada uno individualmente no sea un gran poeta, imprimimos cada mes, no sin esfuerzo, una gran obra que promueve de verdad y para todos el noble arte de la poesía. 



CON TINTAL AZUL

La niña de las trenzas que cambió el mundo

Su mensaje caló de inmediato en millones de corazones porque su propuesta, sincera y pura,  provenía además de alguien libre de sospechas e intereses. El mundo necesitaba a alguien como ella.


OPINIÓN

Los abusones del mar

Los navegantes profesionales (pescadores, golondrineros, prácticos, Guardia Civil, Armada) no respetan límites de velocidad ni preferencias. Se creen intocables




CON TINTA AZUL

Las nuevas titulaciones deportivas amenazan el monopolio británico

Ahora, con los cambios de atribuciones deportivo-profesionales, por fin entramos en el buen rumbo, permitiendo que los españoles podamos por fin comer del pastel que precisamente se prepara y cuece aquí


FAUNA MARINA

Por allí resoplan los rorcuales

Se cree que en el Mediterráneo Occidental viven cerca de 5.000 individuos de esta especie de cetáceo que puede alcanzar los 24 metros y es el más rápido del mundo




MEDIO AMBIENTE

Historia de una investigación

El Capítulo Primero de esta historia de investigación periodística lo escribió Pepe Quiroga.  


LEYENDAS DEL MAR BALEAR

El fantasma del aviador de Cabrera

Un avión de combate alemán se estrelló en aguas de Cabrera al final de la II Guerra Mundial. Una cruz de hormigón en el pequeño cementerio de la isla atestigua que allí descansa el cuerpo de un infortunado aviador. Todo hubiera seguido así para siempre. Sin embargo, en 1982 se produjo un acontecimiento que cambió las cosas.


PECIO

El fantasma con forma de pez de la Bahía de Palma

Uno de los barcos hundidos más antiguos de los que se tiene noticia en Mallorca es el catalogado como “pecio Almagro”. Se trata de un navío probablemente fenicio que reposa en aguas próximas a Portals Vells, en la bahía de Palma.


 

Cañabota, el último gran tiburón

Cada año aparecen varios cadáveres de este depredador de los fondos abisales que ha sobrevivido 400 millones de años y que, sin embargo, no puede hacer nada contra las redes de los arrastreros.


 

Un robot en el agua "irrrespirable"

Sabíamos que había una «zona muerta» en la bahía, un lugar sin vida excepto por los tapetes de cianobacterias y algunas matas sueltas de posidonia en muy mal estado. En esa «zona muerta», buceando, no vimos nunca un solo pez, crustáceo o molusco.


 

La Armada no olvida

El 27 de junio de 1946, ahora hace setenta años, se realizaron unas fatídicas maniobras frente a las aguas del Port de Sóller. Participaron los submarinos C4, C2 y el sumergible General Sanjurjo, así como los destructores Churruca, Alcalá Galiano y Lepanto.


 

El "temporal perfecto" de Tramuntana

El temporal perfecto mediterránea se forma entre Baleares y la costa francesa. Su nombre correcto coloquial quizás debería ser "Temporal potente de Tramuntana", aunque no suene tan cinematográfico. No ocurre tan frecuentemente como creemos, pero cuando las circunstancias meteorológicas confluyen, su potencia es destructiva.


 

Con el agua (marrón) al cuello

El periodista Juan Poyatos narra su inmersión en el emisario de Ciudad Jardín y se pregunta por qué la ciudadanía se movilizó contra las prospecciones petrolíferas (como él mismo) pero no lo hace para que se mejore el saneamiento de agua que se vierte al mar.


 

El Govern balear nos toma el pelo

Ahora, tras el magnífico reportaje escrito el mes pasado por mi compañero y amigo Pepe Quiroga en Gaceta Náutica, el Govern de les Illes Balears reconoce que «los sistemas de depuración de agua del archipiélago están obsoletos o son incapaces de asumir la realidad poblacional del verano».


 

El viento del norte es el más traidor

En mayo de 2015 tres navegantes belgas fallecieron cuando su embarcación, un velero de unos 10 metros, se fue contra las rocas de Formentera debido al oleaje repentino que se formó en pocas horas durante la noche.

 

¿Qué hacer si avistamos una patera?

En el hipotético caso de que divisemos lo que podría ser una patera, cerca o lejos de la costa, lo que hay que aplicar es el sentido común. Dividiremos nuestra acción en dos fases, siempre manteniendo la calma, como en cualquier situación comprometida o de riesgo. Los consejos de este artículo han sido verificados por Salvamento Marítimo.


 

¿Puede la Guardia Civil del Mar solucionar el caos?

Ya ha cumplido su mayoría de edad. El Servicio Marítimo de la Guardia Civil se ha hecho habitual aquí. Nos hemos acostumbrado a ellos, los vemos pasar constantemente arriba y abajo con sus barcas verdosas tipo Heineken. Desde luego, parados no están, pero ¿han servido para algo sus 18 años de servicio?