CON TINTA AZUL

OPINIÓN

El problema no son las boyas

JUAN POYATOS
Actualmente es casi imposible pasar unos días en Cabrera en verano durante un fin de semana debido al sistema de reservas, lo que convierte la zona, de facto, en un puerto encubierto

Los cuchillos no matan a nadie, son las manos que los empuñan. Del mismo modo, podemos asegurar que el problema para los navegantes no son las boyas, es su gestión.


Todos hemos tenido que pasar una mala o muy mala noche fondeados con nuestra ancla cuando ha entrado viento y se ha complico todo. La boya, como elemento para mantener un barco en su lugar, es un instrumento válido, seguramente mejor, más seguro y más ecológico que un ancla. 

Los navegantes en general no tenemos problema en aferrarnos a una boya, nada tenemos en contra de ese elemento. La cuestión es que hasta la fecha, por la experiencia vivida en los últimos años, sólo hemos recibido «puñaladas» por parte de las boyas, o mejor dicho, de su mala gestión. 

Lo que hemos visto y sufrido de las boyas es lo siguiente, haciendo un resumen y por ser breve. Actualmente es casi imposible pasar unos días en Cabrera en verano durante un fin de semana. Las reservas de boya de Cabrera, como bien sabéis, se hacen telemáticamente y el pago con tarjeta, lo que eliminó de un plumazo a los abuelos del llaüt, ¿Cómo van ellos a hacer el pago con Visa...? En fin.  Luego está el caso de las boyas del Oeste de la isla, donde el sistema online te permite hacer reservas por varias semanas o meses, lo que convierte la zona, de facto, en un puerto encubierto para los que pueden pagar por adelantado meses de boya, por si un día quieren ir por ahí. Tremendo. También vivimos un desastroso campo de boyas en el norte, donde Demarcación de Costas adjudicó a una empresa privada un espacio que nada tenía que ver con el que en realidad explotaron. Mala gestión de boyas, eso hemos visto hasta ahora. Los navegantes intentamos no ir a las zonas de boyas, cuando debería de ser lo contrario, en una boya se está bien y seguro. 

En definitiva. Si han de seguir poniendo boyas, porque somos muchos barcos, pues que no sea una cuestión meramente mercantil, que sea un «servicio», como son los faros o los canales de acceso a tierra. Las boyas han de ser gestionadas directamente por la administración correspondiente, en nuestro caso Ports IB, y del mismo modo que tramitamos una tarjeta anual para las rampas de varada, el que quiera que se saque un bono para las boyas, ponga una pegatina o un banderín indicando que está autorizado y listo. Hay que buscar la máxima simplicidad y facilidad de uso para todos. No deben ser gestionadas en ningún caso por empresas privadas o consellerías ajenas y oportunistas.

Ports IB lo está haciendo bien en sus puertos de gestión directa, que han mejorado notablemente en los últimos años. Esperemos que con las boyas sigan ese mismo rumbo.



MEDIO AMBIENTE

¿Dónde están las tintoreras?

Las hemos encontrado: están en la sección de congelados del súper




VÍDEO

Buceo en Mallorca: la triste historia del pecio norte del puerto de Palma

Diez años antes de su hundimiento, el Playa Dorada colisionó con un pesquero cerca de Barcelona. El accidente se saldó con la muerte de siete marineros.


 

Arte contra los emisarios

La artista África Juan expone en el Ayuntamiento de Calvià seis obras inspiradas en la contaminación




FAUNA MARINA

Por allí resoplan los rorcuales

Se cree que en el Mediterráneo Occidental viven cerca de 5.000 individuos de esta especie de cetáceo que puede alcanzar los 24 metros y es el más rápido del mundo


MEDIO AMBIENTE

Los delfines se muestran cuando quieren

El silencio de la escena se rompió con el sonido seco de un soplido fuerte y decidido. Un primer delfín apareció como de la nada


TINTA AZUL

Vacaciones seguras en Mallorca a bordo de un barco de chárter

Las embarcaciones de alquiler son una alternativa asequible para las vacaciones locales


CON TINTAL AZUL

La niña de las trenzas que cambió el mundo

Su mensaje caló de inmediato en millones de corazones porque su propuesta, sincera y pura,  provenía además de alguien libre de sospechas e intereses. El mundo necesitaba a alguien como ella.


OPINIÓN

Los abusones del mar

Los navegantes profesionales (pescadores, golondrineros, prácticos, Guardia Civil, Armada) no respetan límites de velocidad ni preferencias. Se creen intocables




CON TINTA AZUL

Las nuevas titulaciones deportivas amenazan el monopolio británico

Ahora, con los cambios de atribuciones deportivo-profesionales, por fin entramos en el buen rumbo, permitiendo que los españoles podamos por fin comer del pastel que precisamente se prepara y cuece aquí


JUAN POYATOS

La poesía en la industria náutica

Cuando en este medio especializado en náutica se escribe sobre los delfines o las ballenas se venden más tornillos de inox


MEDIO AMBIENTE

Historia de una investigación

El Capítulo Primero de esta historia de investigación periodística lo escribió Pepe Quiroga.  


PECIO

El fantasma con forma de pez de la Bahía de Palma

Uno de los barcos hundidos más antiguos de los que se tiene noticia en Mallorca es el catalogado como “pecio Almagro”. Se trata de un navío probablemente fenicio que reposa en aguas próximas a Portals Vells, en la bahía de Palma.


 

Cañabota, el último gran tiburón

Cada año aparecen varios cadáveres de este depredador de los fondos abisales que ha sobrevivido 400 millones de años y que, sin embargo, no puede hacer nada contra las redes de los arrastreros.


 

Un robot en el agua "irrrespirable"

Sabíamos que había una «zona muerta» en la bahía, un lugar sin vida excepto por los tapetes de cianobacterias y algunas matas sueltas de posidonia en muy mal estado. En esa «zona muerta», buceando, no vimos nunca un solo pez, crustáceo o molusco.


 

La Armada no olvida

El 27 de junio de 1946, ahora hace setenta años, se realizaron unas fatídicas maniobras frente a las aguas del Port de Sóller. Participaron los submarinos C4, C2 y el sumergible General Sanjurjo, así como los destructores Churruca, Alcalá Galiano y Lepanto.


 

El "temporal perfecto" de Tramuntana

El temporal perfecto mediterránea se forma entre Baleares y la costa francesa. Su nombre correcto coloquial quizás debería ser "Temporal potente de Tramuntana", aunque no suene tan cinematográfico. No ocurre tan frecuentemente como creemos, pero cuando las circunstancias meteorológicas confluyen, su potencia es destructiva.


 

Con el agua (marrón) al cuello

El periodista Juan Poyatos narra su inmersión en el emisario de Ciudad Jardín y se pregunta por qué la ciudadanía se movilizó contra las prospecciones petrolíferas (como él mismo) pero no lo hace para que se mejore el saneamiento de agua que se vierte al mar.


 

El Govern balear nos toma el pelo

Ahora, tras el magnífico reportaje escrito el mes pasado por mi compañero y amigo Pepe Quiroga en Gaceta Náutica, el Govern de les Illes Balears reconoce que «los sistemas de depuración de agua del archipiélago están obsoletos o son incapaces de asumir la realidad poblacional del verano».


 

El viento del norte es el más traidor

En mayo de 2015 tres navegantes belgas fallecieron cuando su embarcación, un velero de unos 10 metros, se fue contra las rocas de Formentera debido al oleaje repentino que se formó en pocas horas durante la noche.

 

¿Qué hacer si avistamos una patera?

En el hipotético caso de que divisemos lo que podría ser una patera, cerca o lejos de la costa, lo que hay que aplicar es el sentido común. Dividiremos nuestra acción en dos fases, siempre manteniendo la calma, como en cualquier situación comprometida o de riesgo. Los consejos de este artículo han sido verificados por Salvamento Marítimo.


 

¿Puede la Guardia Civil del Mar solucionar el caos?

Ya ha cumplido su mayoría de edad. El Servicio Marítimo de la Guardia Civil se ha hecho habitual aquí. Nos hemos acostumbrado a ellos, los vemos pasar constantemente arriba y abajo con sus barcas verdosas tipo Heineken. Desde luego, parados no están, pero ¿han servido para algo sus 18 años de servicio?