TINTA DE CALAMAR

TINTA DE CALAMAR

Tatuaje

DIEGO RIERA HEVIA
Un barco aparejado significa que el marinero ha cruzado el Cabo de Hornos; una golondrina, que ha navegado 5.000 millas; un ancla, que ha cruzado el Atlántico

Cuando todo esto acabe me hago un tatuaje y me bebo medio botella de grappa, todavía no sé en qué orden.



Una estrella náutica de cinco puntas, en la espalda, para ir poniendo más y acabar con varias constelaciones. Por que me conozco y no podré tener una sola: la estrella polar para poder volver a casa -ese es el significado original-, toda la Osa Menor, la Osa Mayor, Orión y Sirius, de los que ya les he hablado en alguna ocasión…


Buscando documentación sobre tatuajes marineros sólo he visto información anglosajona. Por lo visto James Cook trajo a polinesios tatuados a Europa y fueron sus marineros los que se hicieron tribales como los samoanos y fiyianos, recuerdos de sus travesías por el Pacífico. Nada de Elcano y Magallanes que pasaron 250 años antes por ahí.



A principios del siglo XIX, el 10% de los marineros de la US Navy iban tatuados con diseños simples, esquemas de anclas, palabras, iniciales y corazones. En 1870 se abre la primera tienda profesional pero todavía se tatuaba clavando agujas de hueso y hollín por lo que no existía la posibilidad de hacerse filigranas. Veinte años más tarde se inventó una máquina eléctrica y, con ella, un salto cualitativo. Además, los diseños se dibujaban en hojas que se podían enviar a distintas tiendas. El jefe del cotarro fue Sailor Jerry, que abrió tienda en Honolulu en los años 30 de siglo pasado -tiene entrada propia en la Wikipedia y un documental en Netflix, ojo- que ha hecho que sus dibujos sean canónicos y todavía imitados.



¿Qué otros tatuajes náuticos hay? La Web pijamasurf nos hace un resumen, pero ya les digo que con una visión muy anglo.



Un barco completamente aparejado significa que el marinero ha cruzado el cabo de Hornos, una golondrina son 5.000 millas navegadas, un ancla para los que han cruzado el atlántico, un pinup hula para identificar a los marineros destacados en Hawaii y un dragón para los que han servido en China.



Los que tienen más números para mí: la estrella para encontrar el camino a casa, un cerdo y un gallo en los pies para no morir ahogado (las jaulas flotaban) y la inscripción HOLD FAST en las falanges para no soltar los cabos y no caer de los masteleros, esto último se lo voy a escribir a todos los chicos de la escuela de vela este verano.



TINTA DE CALAMAR

Una joyita llamada Flicka 20

Es un diseño de Bruce Bingham, un señor que cansado de pensar en barcos y no navegar lo envió todo a paseo, se compró una goleta y se puso a dar vueltas por el mundo


TINTA DE CALAMAR

Confinado Sant Jordi

Este enrole forzoso me ha pillado a contrapié, sin visitar librerías y con la biblioteca náutica en la casa de mis padres de Port de Pollença.


TINTA DE CALAMAR

Tintín y los barcos

El autor repasa las obras de Hergé y descubre que en la serie del reportero más famoso del mundo hay referencias a 18 embarcaciones


TINTA DE CALAMAR

Sirius se ve más brillante gracias a Gloria

En Grecia su aparición se asociaba a los días caniculares, los de mayor calor y ya es citada en el siglo VII a.C. por los muchos colores con los que brilla


MODA

¿Por qué las prendas de rayas son marineras?

La marina francesa las incorporó como tributo a Napoleón y con la idea peregrina de que así se vería mejor a los marineros que cayesen por la borda


TINTA DE CALAMAR

The getaway

Es llegar el verano y ponerse a escribir relatos. Nueva aventura de Bermudo y su grumete Pedrete a cargo de nuestro colaborador Diego Riera


TINTA DE CALAMAR

Pelis, pelis, pelis

¿Cuál es la película de temática náutica que más veces has visto? Ojo, no te preguntamos por la que crees que es mejor.


LETRAS SALADAS

Día del Libro 2019: Corran a comprar El tesoro del Cisne Negro

El diamante de Moonfleet y Las Argonáuticas de Apolonio de Rodas, las recomendaciones de nuestro experto en literatura marinera para el día de Sant Jordi.


CANTERA

Solvay

Señoras, señores, cojan silla y pónganse en primera fila, los próximos años de la vela balear serán espectaculares.


OPINIÓN

Tres días a pie de mástil

La maravillosa experiencia de navegar a bordo de un Dragon en las Winter Series de Puerto Portals


MODA

Duffel bag

Los petates o seabags militares de los surfers de Australia y California están en el origen de las bolsas que hoy llevan nuestros hijos regatistas


 

Libros bajo la toldilla  

La antología de cuentos de Jack London; "Allí donde se acaba el mundo", de Catherine Poulain, y "Una història de la nàutica a Mallorca", recomendaciones literarias para este verano


 

Procedimiento de salida

La historia del auxiliar del comité de regatas que casi se perfora el tímpano limpiándose el oído con una brida en los momentos previos a una salida del Princesa Sofía


RELATO

Persecución de jabeques en la Bahía de Pollença

Nueva entrega de las aventuras de Bermudo y Pedrete a bordo del falucho Francisca con enlaces al Diccionario Marítimo Español de 1831.


LECTURAS

Joan Romaguera, Juanito Manresa y la mitología

El autor reflexiona sobre cómo se construyen ciertos mitos a partir de la obra "De animales a dioses", de Y. Harari.


MODA

Peacoat

¿Los han visto? Es lo que tiene la moda, que algunas prendas reaparecen al cabo de los años tal como desaparecieron aunque, en este caso, ya no se suben a los barcos; no tienen nada que hacer al lado del nylon, el goretex y otras fibras sintéticas.


 

El tesoro de Al-Quir-Oga

Bermudo todavía no sabía cómo se había embarcado en este viaje, pero lo cierto es que bajaba con un levante bonacible toda la costa mallorquina con los cuatro tigres de Mompracem. Habían invitado a don Luis –un antiguo oficial de la Armada– a una parada naval en Palma y entre éste y Juan, el jefe del puerto, habían pensado que la goleta Arcángel sería el velero perfecto para engalanar con un pavés y saludar a las autoridades pero, ¡ay!, ellos iban por tierra, así que, como era verano, Bermudo formó una tripulación con Pedrete, Xavi, Mateo y Biel.


 

Tras la estela del Adamastor

Alguna vez les he hablado de Jacinto Antón. En sus artículos es capaz de comenzar en el Rift Valey africano y acabar con algún príncipe austrohúngaro. Al estilo de los 6 grados de separación pero incluyendo hechos y cosas en los eslabones intermedios. Prepárense.


LITERATURA

Libros de aventuras para Sant Jordi

¿Qué les voy a contar que no sepan? Me chiflan las novelas de aventuras, pasar una tarde con Sandokán, Yáñez y el resto de Tigres de Mompracem no tiene precio.


RELATO

Bermudo Bocanegra, de Orán a Pollensa

Tras varias entregas sobre sus andanzas por el norte de Mallorca, conocemos por fin el origen del personaje creado por Diego Riera


 

Tigres de Mompracem

16 de julio, Virgen del Carmen, patrona de los marineros y fiesta en casa de los Capllonch. Se reunían unas cuantas familias para comer y Bermudo estaba invitado. La cocina hervía de trabajo y unos cuantos hombres contaban historias y aventuras mientras cortaban las verduras.


 

Libros por Sant Jordi

Abril es un mes magnífico, ha llegado la primavera, han cambiado la hora, se puede navegar hasta tarde y, además, tenemos Sant Jordi, una excusa perfecta para regalar libros. Les voy a recomendar los últimos libros que he leído, una relectura y un libro que no he leído pero he regalado.


 

La montaña y los políticos

La montaña es atractiva, por eso atrapa a tanta gente. Desde los que sólo quieren sentarse en el porche de su casa y ver cómo estallan los colores de la alborada en el Puig Tomir hasta los que hacen trial. Y, en medio, todos los demás, los que les gusta caminar, los que acampan, los que corren, los cazadores y también los espeleólogos.

 

Ciutat de Palma, cuestión de cariño

Una regata así sólo sale si se pone cariño, dedicación y muchos esfuerzo, y porque todo está orientado a que el deportista sólo se preocupe de competir.


 

Un cuento de agosto (I)

Lo cierto es que este ginet estaría mejor con un poco de hielo, sentenció Bermudo. Hubieras cogido de la caja, betzol!– respondió entre risas Dominique, el francés. El día llegaba a su fin, Pedrete jugaba entre las piedras del puerto de Ciutadella, Bermudo y Dominique bebían un trago y el Arcángel descansaba abarloado al Coloma de Cosme Orell con el que habían coincidido en el puerto.

 

Un cuento de agosto (II)

Hacía ya una hora que había salido el sol y toda la paleta de azules, añiles, morados y rojos habían dado paso a un medallón dorado colocado cuatro dedos sobre el horizonte. El Arcángel se arrastraba con los últimos coletazos del terral ya en el extremo de la bahía.

 

El "salva"

Algunos artículos se escriben solos. Simplemente hay que relatar lo que ocurre e, incluso, echar de menos a Juan Enseñat y a Jaime Darder durante el happening. Estos son capaces de hacer una chirigota en el momento.

 

Patos de goma, náufragos de plástico

Reseña del libro Moby Duck de D. Hohn