“En cinco años, seguiremos sin nueva depuradora en Palma”

Los ingenieros de caminos destacan las depuradoras obsoletas como uno de los tres principales problemas de las infraestructuras en Baleares

La infraestructura de depuración de aguas en Palma está totalmente obsoleta.

Las carencias en la depuración de aguas que acaban derivando en vertidos de aguas residuales al mar es uno de los tres principales problemas enquistados en las infraestructuras de Baleares. Lo dicen los que saben de qué hablan. El Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, CICCP, ha presentado esta mañana el primer balance anual sobre las infraestructuras de Baleares.

Según los ingenieros de caminos, los problemas que se deberían abordar con más urgencia y que están enquistados desde hace años en las Islas serían el segundo cinturón de Palma, las mejoras en el cauce del Torrent de ses Planes en Sant Llorenç para evitar que se vuelva a producir una desgracia como la ocurrida en 2018, y la obsoleta red de depuradoras, que tiene sus casos más flagrantes en las de Palma e Ibiza.

El secretario de la demarcación de Baleares del CICCP, Alejandro Asensi, se muestra pesimista sobre cuándo podrá estrenar Palma nueva depuradora: “Ya hice unas declaraciones en 2017 y dije que no estaría en seis años. Ahora estamos en 2022 y puedo decir que en dos años no se hará. Para poder tenerla, hoy tendríamos que estar licitando las obras. No está hecho ni aprobado el proyecto y luego tiene que pasar toda la información pública, la tramitación ambiental y después la licitación. A día de hoy, en los próximos cinco años, no tendremos depuradora aún”.

Para el decano del CICCP, Juan Antonio Esteban, el problema de las infraestructuras de depuración y saneamiento es uno de los más enquistados en Baleares: “Lo habíamos hecho bien en los noventa, pero luego se han ido degradando y no se ha hecho nada por mejorarlo”. Esteban opina que estas carencias surgen a veces porque se politizan las infraestructuras cuando en realidad son un problema técnico: “Por ejemplo, aquí el tranvía se considera de izquierdas pero en la Comunidad de Madrid se cree que lo favorecen los partidos de derecha”.

Sobre la depuradora de Palma Alejandro Asensi explica que “es una infraestructura que se tiene que abordar con fondos del Ministerio de Medio Ambiente, que es el que prioriza. No sé si ha sido el Gobierno del PP o del PSOE, pero la depuradora de Palma nunca ha sido una prioridad para Madrid. Puede ir a hablar el alcalde de Palma o el responsable de EMAYA, pero no le hacen caso. No tenemos a nadie con un peso específico en el Gobierno para abordar esta inversión”.

El punto en el que descarga el emisario en la Bahía es otro problema, según explica Alejandro Asensi: “Para no cruzar la posidonia, en su momento se decidió que acabara antes. Eso provoca que con los nitratos y aguas fecales que emite se produzca una eutrofización y se reproducen microalgas que son el origen de la turbidez del agua. El emisario debería haber pasado la pradera de posidonia e ir a verter donde se acaba, pero la tramitación ambiental de eso es muy compleja”. En este aspecto, Gaceta Náutica publicó en julio del año pasado que el Gobierno central había aprobado a petición de EMAYA para el futuro proyecto de la depuradora de Palma prolongar el emisario cinco kilómetros lo que suponía un sobrecoste de entre 30 y 35 millones de euros.

Asensi precisa que aunque las obras de canalización que se llevan a cabo en la actualidad mejorarán la situación “no se trata de una solución eficaz a largo plazo porque realmente lo que tenemos que tener es una depuradora con capacidad para tratar todo lo que le llega” y se refiere también al grave problema que existe en Ibiza con su desfasada infraestructura de depuración: “En Ibiza el problema es increíble. Se está tirando el agua al mar casi sin depurar. Seguro que en verano habrá vertidos ilegales”.

El puerto de Ibiza tiene que abordar la construcción de la estación marítima y reparar el espaldón del dique de Botafoc. Foto: APB

Los ingenieros de caminos se han referido también a las infraestructuras portuarias en Baleares detallando también en este aspecto temas pendientes como la reforma del dique de Cala Rajada, que Asensi considera poco ambiciosa: “Probablemente en Cala Rajada la opción que se ha tomado no es la mejor, pero el espejo de agua, que es donde se puede plantear infraestructura es pequeño y ampliarlo lleva una tramitación ambiental importante”. “No sé si con la solución adoptada” –continúa- “se acabará con los problemas de agitación del mar que tiene ese puerto históricamente, pero en mi opinión el proyecto debería haber sido más ambicioso, con un dique de abrigo mayor, sin embargo, para eso habría hecho falta una tramitación ambiental, pues no se puede actuar sobre aguas no adscritas al puerto”.

Los ingenieros de caminos llaman la atención también sobre las cuestiones pendientes en el puerto de Ibiza: “En el puerto de Ibiza tienen dos problemas: la construcción de la estación marítima, que es un proyecto que ya se realizó y que tienen que sacar a licitación, y unas patologías que han surgido en el espaldón del dique de Botafoc, que se está degradando mucho pues el recubrimiento que se dio en su momento no fue suficiente y es acuciante hacer una reparación”, detalla Asensi.

Optimismo con la remodelación del Paseo Marítimo

La futura remodelacón del Paseo Marítimo de Palma también ha sido considerada una de las obras pendientes aunque en este aspecto Alejandro Asensi se muestra optimista: “Si no hay alegaciones u otros problemas de tramitación, probablemente podrían iniciarse las obras en septiembre. De hecho va a ser la intervención más importante a nivel portuario en Mallorca en esta legislatura. Tenemos un Paseo Marítimo muy de los ochenta y hay que adecuarlo porque actualmente estamos viviendo de espaldas al mar. Entre la remodelación de la concesión del Club de Mar y el Paseo Marítimo, se le dará un cambio importante”.

En general, el secretario del CICCP considera que tanto Ports IB como Autoridad Portuaria de Baleares están haciendo los deberes con las obras pendientes y, por ejemplo, aparte de la reforma de Cala Rajada, también está en marcha la del puerto de Fornells. Sin embargo, el primer balance de infraestructuras del colegio de ingenieros de caminos presentado hoy enumera otras acciones pendientes como la mejora de la pavimentación y los espacios del puerto de Sant Antoni de Portmany (con un proyecto ya aprobado por Ports IB), la reparación del tacón del muelle de mercancías del puerto de La Savina, la finalización de los muelles de Cala Corb, en el puerto de Mahón, o la adecuación de las explanadas de embarque de mercancías y pasajeros en el puerto de Alcúdia.

¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.

Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.

Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.

Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.

Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.

QUIERO COLABORAR