Formación náutica 2023-24: títulos sin homologación

Tres de los siete profesores con plaza no reúnen los requisitos de Marina Mercante para validar la formación. Uno de ellos se presentó a tomar posesión con un notario.

Sala de máquinas de un buque mercante.

El curso 2023-24 ha comenzado este mes de septiembre sin que la Escuela Nauticopesquera de Palma tenga garantizada la homologación de los títulos de formación profesional que oferta para las materias de Técnico en Mantenimiento y Control de la Maquinaria de Buques y Embarcaciones, Técnico Superior en Transporte Marítimo y Pesca de Altura, y Técnico Superior en Organización del Mantenimiento de Maquinaria de Buques y Embarcaciones. Tres de los siete profesores que han obtenido plaza de funcionarios para impartir las citadas asignaturas no reúnen los requisitos exigidos por la Dirección General de la Marina Mercante. Uno de ellos, licenciado en Químicas, acudió a tomar posesión de su plaza acompañado de un notario, y con una actitud que causó estupor entre el resto de docentes. Los otros dos tienen estudios de piano y de psicología. Ninguno de ellos está dispuesto a renunciar a pesar de que desconocen por completo la materia que deben impartir.

El conseller de Educación de Baleares, Antonio Vera, se comprometió a buscar una solución «urgente» al problema generado por el proceso de estabilización de docentes interinos heredado del anterior gobierno autonómico, el cual se llevó a cabo mediante un concurso que, en el caso de la formación náutica, no tuvo en cuenta la normativa internacional. Más allá de las buenas intenciones del nuevo Govern, la realidad es que no existe la posibilidad legal de impedir que los profesores intrusos accedan a su plaza, obtenida en una convocatoria pública homologada en su momento por las autoridades competentes. Fuentes de la Conselleria de Educación admiten en privado que el roto que les ha dejado el Pacte con este asunto tiene mal arreglo.
 

Los principales perjudicados serán los alumnos; no sólo por la merma que pueda sufrir la formación, sino porque, según han advertido reiteradamente la Dirección General de la Marina Mercante, las titulaciones que expida la Nauticopesquera dejarán de ser «hábiles» el próximo curso y los estudiantes se verán privados de desarrollar su profesión «a bordo de buques y embarcaciones de la flota mundial». 

La responsabilidad de la chapuza recae enteramente en anterior equipo de la Conselleria de Educación, liderada por el socialista Martí March, hoy alcalde de Pollença, que defendió la rectitud y la legalidad del proceso de estabilización e hizo oídos sordos a todos los avisos. Un grupo de profesores de la Nauticapesquera afectado por la el reparto de las plazas presentó un escrito ante la Fiscalía de Baleares, al considerar que la conducta de una serie de altos cargos de Educación podía ser constitutiva de un delito de prevaricación. La denuncia no ha tenido, de momento, respuesta por parte del Ministerio Público, a pesar de que en ella se aportaban documentos acreditativos de la legislación aplicable en materia de titulaciones náuticas y de las advertencias realizadas por la Marina Mercante. 

En otras comunidades autónomas, como Asturias, se evitó que las plazas de náutica y de otras formaciones profesionales fueran un coladero de docentes inexpertos a través de una cláusula en la que se exigía «poseer la capacidad funcional para el desempeño de las tareas habituales de la especialidad a la que se opta». Una frase de la que no se encuentra rastro, ni literal ni parecido, en el concurso convocado en Baleares por el Pacte.

¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.

Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.

Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.

Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.

Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.

QUIERO COLABORAR