La reserva marina del Toro ha cuadruplicado su biomasa

La especie que mejor ha respondido desde la protección en 2005 es el mero, hay más ejemplares y estos más grandes

La protección de la reserva marina de El Toro y la de las Islas Malgrats ha multiplicado su biomasa tanto en el estrato superficial como en aguas profundas desde el año 2005 y algunas especies, como el mero, se han visto muy favorecidas. 

Estas son algunas conclusiones de los resultados del seguimiento científico de la reserva marina que presentó ayer la dirección general de Pesca y Medio Marino, de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los muestreos se llevaron a cabo entre el 26 de junio y el 8 de julio de 2020 en una campaña en la que participaron cuatro biólogos buceadores que realizaron 128 transectos y cubrieron una área de 3,2 hectáreas de fondos rocosos. Los censos de peces se llevan a cabo en el estrato superficial y en el profundo, sobre un grupo limitado de especies, objetivo de la pesca profesional, submarina y recreativa, que las hacen buenas indicadoras del llamado efecto reserva.

De acuerdo con los resultados, la evolución de los indicadores empleados para evaluar los efectos de protección (riqueza de las especies, biomasa total, y densidad, tallas y biomasa de las especies abundantes) ha sido en general positiva. El principal indicador del efecto de protección, como es la biomasa total de peces vulnerables, ha mostrado una respuesta positiva a la protección tanto en el estrato superficial como en el profundo y, como mínimo, cuadruplica los valores del 2005 (un año después de la creación de las reservas). Además, se detecta una cierta estabilización de esta biomasa, que es más elevada en el estrato profundo y triplica los valores del estrato superficial. Así, en aguas superficiales ha sido de 17kg/250m2 en El Toro y de 8kg/250m2 a Malgrats, y en el estrato profundo, de 48 kg/250m2 en El Toro y 24kg/250 m2 a Malgrats.

EL MERO Y CORBALLO

Si bien la variabilidad entre los lugares de muestreo presentan diferencias en los valores de biomasa, la isla del Toro es el lugar con la mayor biomasa media de Balears de entre todos los estudiados. La especie que mejor responde a la protección es el mero. La biomasa se ha multiplicado por un valor de x52 en El Toro y x4 en Malgrats en el estrato superficial, y x32 en El Toro y x26 en Malgrats en aguas profundas. La densidad de la especie y también sus tallas han mostrado un incremento generalizado dentro de las dos reservas. En el caso de la población residente en El Toro, presenta mayores tallas que en el resto de zonas, con una gran proporción de individuos reproductores.

Otra de las especies buena indicadora del efecto reserva, como es corballo, también presenta densidades y biomasas muy superiores dentro de las dos reservas en comparación a las zonas abiertas de pesca. Las tallas se incrementan en las dos reservas, con un aumento de la proporción de los individuos por encima de la talla mínima de captura (30cm). El sargo y la mojarra, las otras dos especies analizadas, son las abundantes en todas las zonas estudiadas y experimentan aumentos ligeros que no son estadísticamente significativos.

En cuanto a biomasa, el mero y el corballo han sustituido el sargo y la variada como especies dominantes, según la tendencia observada los últimos años. Esta tendencia está más atrasada en el estrato superficial. Este cambio en la importancia relativa de las especies es un buen indicador de la protección, puesto que las zonas no protegidas de las Illes Balears muestran una gran proporción de sargos y variadas con poca contribución de especies longevas y de nivel trófico alto que, en lugares protegidos, sí que acontecen las dominantes.

¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.

Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.

Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.

Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.

Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.

QUIERO COLABORAR