Webs de experiencias turísticas ayudan a camuflar excursiones marítimas piratas

Embarcaciones de chárter realizan salidas con comida y bebida a bordo vendiendo tickets individuales al margen de la normativa

Con la llegada de la Semana Santa se inicia la temporada alta del turismo náutico y, como es habitual, regresan las actividades “piratas” al margen de la normativa. Una de las novedades de este año es la comercialización de excursiones marítimas o de transporte de pasajeros en régimen de “salidas compartidas” que se realizan en barcos de recreo de lista sexta (destinados al alquiler). De esta forma, hay empresas que están vendiendo  tickets de plazas individuales en vez de alquilar el barco completo por horas, días o semanas.

La proliferación de páginas web en Internet que ofrecen excursiones y actividades de ocio en los principales enclaves turísticos ha sido un gran aliado para algunos avispados que no dudan en saltarse la legislación. Portales como click-mallorca.com, sunbonoo.com e, incluso, tripadvisor.es ofertan excusiones bajo el epígrafe de planes y experiencias en los enclaves más turísticos de Baleares.

Estas páginas web, hay muchas y la mayoría de ellas están enfocadas al turista extranjero que desconoce las regulaciones locales, utilizan como reclamo ofertas de “excursión en catamarán por la bahía de Palma, salida en velero en Mallorca o snorkel, tapas y bebidas a bordo”. El precio de una jornada de navegación con bebida y comida a bordo ronda, en función del tipo de barco, los 100 euros por persona y a algunos empresarios les resulta más rentable y cómodo vender plazas individuales en vez alquilar la embarcación completa.

El problema es que los barcos de recreo en régimen de alquiler no son de transporte de pasajeros y por lo tanto no pueden realizar excursiones marítimas de este tipo, que están reservadas a las embarcaciones matriculadas en lista segunda. La competencia desleal es evidente y tanto afecta a las golondrinas como a las empresas de chárter que operan respetando la legalidad.

El Decreto 21/2017 del Govern que regula el chárter establece en su artículo primero que “comprende exclusivamente el alquiler de la embarcación o buque de recreo efectuado con finalidad deportiva o recreativa, mediante contraprestación, sin que incluya actividad complementaria alguna de ocio, turística o recreativa”.

Bajo el paraguas del “chárter con patrón”, embarcaciones de lista sexta realizan esta actividad ilegalmente ya que se trata de barcos de recreo y el patrón no tiene la titulación que exige la Dirección General de la Marina Mercante para ejercer la actividad de transporte de pasajeros, por lo que vulnera el artículo cuarto del citado Decreto 21/2017.

Además, estas embarcaciones no están autorizadas para llevar a cabo esta actividad por la Conselleria de Transports, ni por la Capitanía Marítima correspondiente (Palma, Alcudia, Menorca o Ibiza) ya que carecen de licencia de actividad para este tipo de venta por tickets individuales.

Para agravar la situación, muchas de estas embarcaciones de chárter irregular operan toda la temporada sin amarre, fondeadas cerca de la costa, algo que también está prohibido. En la declaración responsable que firman todos los titulares de las actividades de charter y que se  debe presentar en la Conselleria de Mobilitat i Habitatge se asegura que disponen de un puerto o lugar del dominio público marítimo-terrestre desde donde hacer las operaciones de embarque y desembarque.

La realidad es que pese a estar prohibido el “barqueo” en actividades empresariales, es habitual el uso por parte de los “piratas” de pequeñas embarcaciones auxiliares para subir a bordo a los clientes, que son recogidos en las gasolineras de los clubes náuticos o puertos deportivos, en canales balizados de las playas o desde las rocas.

¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.

Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.

Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.

Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.

Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.

QUIERO COLABORAR