JAQUE A 100 AÑOS DE HISTORIA

El Club del Molinar pide paralizar su desahucio por falta de un informe de la Comisión de Faros

Asegura que la mole sumergida frente a la bocana del puerto requiere este dictamen y que no hay ninguna urgencia que habilite a la APB a iniciar la obra con una autorización provisional
JOSÉ LUIS MIRÓ

El Club Marítimo del Molinar intentó ayer paralizar el "desahucio" instado por la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) para el próximo 16 de marzo con una alegación sobre la señalización del polémico dique exento (sumergido) con el que el organismo portuario pretende recucir la agitación interior del puerto. La entidad náutica, que en nueve días perderá su concesión tras 101 años de historia, sostiene que Puertos del Estado no ha solicitado un dictamen procedente a la Comisión de Faros sobre cómo se debe señalizar el dique, que tendrá unas dimensiones de 57 metros de largo por 12 de ancho y cuya parte más alta estará situada 25 centímetros por debajo de la superficie.



Rafael Vallespir ha señalado que la obra del puerto no debería iniciarse "si no están todos los dictámenes e informes pertinentes, y este de la Comisión de Faros lo es". El artículo 132 de la Ley de Puertos del Estado señala que, en efecto, "corresponde a Puertos del Estado determinar la procedencia o no del balizamiento, estableciendo sus características técnicas y ubicación, previo dictamen de la Comisión de Faros", si bien, por razones de seguridad o urgencia, este mismo órgano estatal "podrá autorizar balizamientos provisionales". Un portavoz de la APB ha informado de que esa autorización provisional ya ha sido tramitada.



"Es obvio -contesta Vallespir- que después de un siglo no hay ninguna urgencia en empezar esta obra, salvo la prisa electoral del presidente de la APB, Juan Gual. Pensamos, por tanto, que es necesario el dictamen de la Comisión de Faros si no se quiere que la obra devenga nula".



La construcción de un dique sumergido frente a la bocana del puerto del Molinar es, sin duda, el aspecto más controvertido del proyecto que llevará a cano la Autoridad Portuaria, que ha reconocido que no evaluará su impacto ambiental. "Los técnicos que hemos consultado nos dicen que será una estructura carísima y que seguramente no servirá para nada. De hecho, en el proyecto constructivo se estima que la agitación del puerto se reducirá en apenas 10 centímetros en el mejor de los casos. A cambio, parece ser que la defracción podría generar una mayor acumulación de sedimentos", señala Vallespir.



Gaceta Náutica se ha puesto en contacto con los grupos ecologistas GOB, Terraferida y con la Cofradia de Pescadores de San Pere para recoger su opinión sobre el dique exento proyectado por la APB, sin de momento obtener respuesta alguna. Las tres entidades se opusieron al proyecto de ampliación del Molinar.


Skipper Sailing