INFRAESTRUCTURAS

El puerto de Son Blanc contará con una planta fotovoltaica

Ports IB instalará 1.645 metros cuadrados de placas solares en el aparcamiento que generarán una tercera parte de la energía que necesita la instalación
M.P.

El proyecto para la instalación de placas solares en el aparcamiento del puerto de Son Blanc, en Ciutadella, ha salido a exposición pública. Con esta iniciativa, Ports de les Illes Balears pretende conseguir ahorrar un 36,8% de la energía que consume actualmente procedente de la red, y ahorrar en el primer año de funcionamiento de la instalación 21.477,58 euros.


CN Estanyol

El proyecto implica la renovación total de las tres marquesinas existentes al puerto, para coocar una infraestructura nueva, sobre la cual se ubicará la planta fotovoltaica de 184,80 KWp. En total, se instalarán placas fotovoltaicas sobre una superficie de 1.645,28 metros cuadrados. El presupuesto de licitación de la actuación es de 528.971,11 euros, y la duración estimada de las obras, una vez estén adjudicadas, será de cinco meses.



Una vez terminadas las obras, Son Blanc producirá el 36,83% de la energía que necesita para funcionar. Concretamente, el puerto ciutadellenc consume anualmente 368.834 KWH y la nueva planta fotovoltaica tendrá una capacidad de generación de 230.652,13 KWH. Aun así, esta potencia no se consumirá en su totalidad en Son Blanc, puesto que en algunos momentos del día la producción no será suficiente para cubrir la demanda, mientras que en otros momentos se producirá más electricidad de la que se necesite. De este modo, el proyecto calcula que la planta fotovoltaica permitirá lograr un 36,83% de autoabastecimiento. El excedente de energía producida será vendida.



El ahorro económico previsto el primer año de funcionamiento de la planta fotovoltaica llegará a los 21.477,58 euros. De esta cantidad, 12.186 euros corresponden a ahorro directo en la factura eléctrica por la reducción del consumo, y 9.291 euros proceden de la venta de los excedentes de energía. El proyecto contempla una vida útil estimada de la planta de 25 años.



La intervención en el puerto incluye también la puesta en marcha de dos puntos de recarga semirrápida de vehículos eléctricos, en el marco del plan de Impulso a la Movilidad Eléctrica promovido por el Gobierno balear.