El español Pablo Arrarte gana la 75ª Rolex Sydney Hobart con Comanche

El supermaxi armado y patroneado por Jim Cooney ha conseguido la ansiada victoria en tiempo real de la Rolex Sydney Hobart 2019 tras completar el recorrido de 628 millas entre la bahía de Sídney y el puerto de Hobart en un día, 18 horas, 30 minutos y 24 segundos. A bordo del Comanche compitió el cántabro Pablo Arrarte, que incrementa su impresionante palmarés con tres títulos de cuatro participaciones en la clásica oceánica del Hemisferio Sur.

El australiano Comanche ha ganado la batalla de los Big Five, el enfrentamiento entre los cinco supermaxis de 100 pies de eslora (30,5 metros) por la victoria en tiempo real de la 75ª Rolex Sydney Hobart. El barco del australiano Jim Cooney, ganador en 2015 y 2017, completó el recorrido en 1 día, 18 horas, 30 minutos y 24 segundos, una marca notable pero que queda lejos del récord establecido por el mismo barco en 2017: 1 día, 9 horas, 15 horas y 24 segundos.



Comanche fue el último supermaxi en abandonar la bahía de Sídney en la salida del pasado 26 de diciembre y el que eligió la ruta más separada de tierra en el inicio del recorrido. Una decisión táctica que resultó determinante y que tiene su explicación en la diferencia entre los diseños de los cinco 100 pies, como explica su timonel, el español Pablo Arrarte: “Comanche es el más ancho y estable de todos, por lo que los rumbos de popa cerrada no le interesan, así que tenemos que compensar yendo un poquito más alto que los demás, más cerca del viento y mucho más rápido; ahí es donde podemos sacarles ventaja. Cuando el viento sube de 16-17 nudos, tenemos esa posibilidad. Es un camino más largo, pero a mayor velocidad”. La primera jornada fue de viento de popa para toda la flota, y Comanche buscó navegar con un rumbo más favorable para su diseño apartándose hasta casi cien millas de la costa australiana. 



A bordo del Comanche sabían que al sur les esperaba una transición con poco viento, condiciones en las que es más lento que sus rivales. El ‘portaaviones’ de Jim Cooney cedía su liderato hasta en dos ocasiones, pero cuando la intensidad volvió a subir, aceleraba para recuperar la primera posición ya sin más incidentes hacia Tasmania. “Esta edición nos ha dado más posibilidades con este barco, por ejemplo en comparación con la pasada, que fue de más empopada y menos viento. También ha resultado clave tener viento en la entrada del río Derwent”. Casi 45 minutos después del campeón, cruzaba la meta el Infotrack (con los españoles Antonio ‘Ñeti’ Cuervas Mons, Carlos Hernández y Willy Altadill), seguido casi una hora después por el Wild Oats XI (con el navegante Juan Vila), apenas un minuto más tarde el SHK Scallywag y otros 15 minutos después el Black Jack



Tres de cuatro para Pablo

La impresionante tripulación del Comanche incluye a auténticas leyendas como el navegante Stan Honey o el táctico Mike Sanderson, y por tercer ocasión, con Pablo Arrarte. El cántabro cuenta con un palmarés excepcional en la Rolex Sydney Hobart, con tres títulos en tiempo real de cuatro participaciones. Tras debutar con victoria en 2015 a bordo del LDV Comanche, repitió triunfo y estableció récord en 2016 con Perpetual Loyal (junto a Antonio ‘Ñeti’ Cuervas Mons), regresando al Comanche en 2016 para sumar su segundo triunfo consecutivo. Faltó en la edición 2017 al coincidir con su participación en la Volvo Ocean Race con el barco español MAPFRE. En 2018 finalizó tercero, también con Comanche



“La regata es una pasada”, reconoce. “En Australia la sigue todo el mundo. Es impresionante ver el día de la salida la bahía llena de espectadores, todo el mundo la sigue; en Sídney, paseas por la calle con la camiseta del equipo y la gente se para a hablar contigo, todo el mundo sabe. Además es muy complicada, porque el estrecho de Bass –entre Australia y Tasmania– suele concentrar muchas corrientes, muchas borrascas, y siempre tocan en esta época del año. En un barco de 100 pies más o menos libramos, porque tardamos un par de días, pero los más pequeños se comen una tras otra, con mucha ola, mucho viento y frío. Para lo corta que es, es una regata muy completa”.



Todo (lo demás) en juego   

Despejada la incógnita sobre la identidad del barco más rápido de esta edición, las miradas regresan al recorrido para comenzar a identificar a los barcos con mayores opciones de luchar por el título de campeón absoluto de la 75ª Rolex Sydney Hobart. Un honor reservado al mejor barco en tiempo compensado bajo regla IRC. A la hora de redactar esta información, lidera la provisional el TP52 Ichi Ban de Matt Allen, campeón absoluto en 2017.



Organizada por el Cruising Yacht Club of Australia (CYCA) y el Royal Yacht Club of Tasmania (RYCA), la Rolex Sydney Hobart es la prueba anual de referencia en el dossier de regatas Rolex, cuya relación con la vela se remonta a la década de 1960.