COMPETICIÓN

La vela española empieza 2020 con Tokio como objetivo

El equipo nacional ha conseguido la plaza de país en siete de las diez categorías que estarán el próximo verano en Enoshima. Los regatistas de las tres restantes tendrán una última oportunidad en abril en la World Cup de Génova
Julio González

Este 2020 que justo comienza es año olímpico por lo que buena parte de los objetivos de algunos de los mejores regatistas españoles está en su presencia en Tokio el próximo verano. En diciembre del año pasado España consiguió tres plazas más para la cita olímpica. Los Campeonatos del Mundo que se celebraron en Nueva Zelanda sirvieron para clasificar a nuestro país en las categorías de FX, 49er y Nacra 17. Además, el equipo preolímpico español ya había conseguido de forma previa su pasaporte para las clases 470 y RS:X, tanto en categoría masculina como en femenina.  


Sa Ràpita

De esta forma, España tiene ya asegurada su presencia en siete de las diez categorías que estarán presentes en aguas de Enoshima. Las tres restantes, Laser, Laser Radial y Finn, tendrán una última oportunidad la próxima primavera.



La World Cup de Génova, que se disputará del 13 al 19 de abril, ofrecerá dos plazas tanto para Láser Standard (masculino) como para Láser Radial (femenino), mientras que solo una para la categoría Finn.



A pesar de que las opciones sean escasas, se debe tener en cuenta que los países ya clasificados no cuentan para el cómputo y, por ejemplo, tanto en Laser como en Laser Radial ya hay 28 países que tienen la plaza asegurada, por lo que España tendrá rivales muy concretos en la World Cup de Génova.



Los canarios Joaquín Blanco y Joel Rodríguez representan las mayores esperanzas nacionales para sellar el billete nacional en Laser Standard, mientras que la catalana Crístina Pujol y la cartagenera Fátima Reyes son las que más cerca han estado de lograrlo en Laser Radial.



Por lo que respecta al Finn, Joan Cardona mantiene la ilusión de poder llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio. El menorquín sabe que no será fácil clasificar al país pero su buena actuación en el pasado Campeonato del Mundo celebrado en Melbourne (Australia), donde fue campeón mundial Sub-23 y noveno en categoría absoluta, le permiten ser optimista.



Tokio 2020 será la última participación para la clase Finn en unos Juegos, pues en 2024 no estará en el programa olímpico. Además España no logró plaza para esta clase en Río de Janeiro hace cuatro años, por lo que será una cita muy especial.



Una vez determinadas las plazas para Tokio 2020, se clasifica el país y no un deportista en concreto, se tendrán que asignar los regatistas que representarán finalmente a España en los Juegos. Esta decisión será adoptada por el Comité de Preparación Olímpica de la Real Federación Española de Vela en función de los resultados que hayan conseguido los regatistas.