CORONAVIRUS

Entra en vigor la prohibición del desembarco de pasajeros en los puertos de Baleares

Las compañías de transporte marítimo mantienen el servicio de línea regular para asegurar la llegada de suministros a los territorios insulares
Julio González

Esta mañana ha entrado en vigor la prohibición del desembarco de pasajeros de los buques que prestan servicio de línea regular en las Islas Baleares con excepción de los conductores de las cabezas tractoras de la mercancía rodada, con el fin de garantizar el abastecimiento de suministros.  


Port Calanova

Las navieras han remarcado que todos los puertos en los que operan seguirán recibiendo buques de carga de mercancías de manera regular y con total garantía de seguridad.



La empresa Armas Trasmediterránea asegura que ha implementado todas las recomendaciones conjuntas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Marítima Internacional (OMI), así como las recomendaciones de la International Chamber of Shipping.  La empresa remarca que está en contacto permanente con la Dirección General de la Marina Mercante (DGMM) y Puertos del Estado a través de la patronal ANAVE y que cumple de forma escrupulosa de las directrices del Gobierno de España.



Con el objetivo de garantizar la seguridad de pasajeros y tripulación y evitar la propagación del contagio del COVID-19, Trasmediterránea ha puesto en marcha una serie de medidas de seguridad e higiene en todos sus barcos y rutas, en los que se ha aumentado el número de servicios de limpieza en profundidad y se desinfecta toda la flota con productos específicos de grado hospitalario debidamente autorizados. La compañía ha dotado, además, a toda su flota de geles desinfectantes para uso de los pasajeros y de la tripulación.



En todos los buques, el aire procedente del exterior se renueva al 100% reduciendo, de esta forma, la posibilidad de contagio por aire y en lo relativo a distancias de seguridad, los conductores de camiones viajan en camarotes individuales para minimizar el riesgo de contagio y se garantiza, en todo momento, las distancias de seguridad de un metro recomendadas por las autoridades sanitarias, medida fácilmente aplicable dado el espacio para pasaje y las dimensiones de los buques.



Por su parte, Balearia opera desde hoy cuatro conexiones con las islas diarias en ferry, dos desde Barcelona y dos desde Valencia. Las rutas interinsulares se mantienen también solo para carga: la conexión Palma-Ibiza es diaria, mientras que Alcúdia-Ciutadella será en días alternos.



En lo que respecta al transporte de mercancías entre Ibiza y Formentera, hay tres conexiones diarias en cada sentido con el ferry Posidonia. En esta ruta, además, se permiten tres conexiones diarias para pasajeros, con frecuencias establecidas por las autoridades entre las tres compañías que operan entre las dos islas.



La naviera ha habilitado un apartado en su web para informar del estado de sus servicios y la política de cambios y cancelaciones. www.balearia.com/es/covid-19