VUELTA AL MUNDO

Alan Roura, el patrón más joven en terminar la Vendée Globle

El suizo, de 23 años, ha cruzado hoy la meta y ha completado su primera vuelta al Mundo en 105 días 20 horas 10 minutos y 32 segundos.
MALLORCA PRESS

Alan Roura es el más joven de los 29 patrones que el pasado 6 de noviembre salieron de la localidad francesa de Les Sables d’Olonne para dar la vuelta al mundo en solitario. Hoy lunes, 105 días 20 horas 10 minutos y 32 segundos después de comenzar su primera Vendée Globe, a las 9:12 hora española, se confirmaba como el duodécimo clasificado de esta octava edición del “Everest de los Mares”.



Al mando de uno de los barcos más antiguos de la flota, la llegada de Roura refleja su excepcional motivación y tenacidad y no deja ver el más que ajustado presupuesto con el que este joven patrón ha tenido que llevar adelante su proyecto. El 26 de febrero cumplirá 24 años, siendo el patrón más joven de la historia en terminar una regata que celebró su primera edición en 1989. Finalmente, ha navegado 28.359 millas a una velocidad media de 11,16 nudos.



Sí, habrá terminado 31 días después del ganador de esta Vendée Globe 2016-17, Armel Le Cléac’h, pero lo ha hecho navegando el antiguo Superbigou –hoy La Fabrique- que construyó en un jardín su compatriota Bernard Stamm y menos de dos días por detrás del undécimo clasificado Fabrice Amedeo, que participaba en un barco más nuevo y rápido. Justo antes de terminar, Roura decía: “¡Duodécimo! Es gracioso porque básicamente he encontrado un competidor dentro de mí. Estoy más que orgulloso de esta posición. Con este barco que tiene ahora 17 años, siendo realistas, no creo que hubiese esperado hacerlo mucho mejor. Terminar como primero de los barcos de vieja generación me parece una locura, un poco irreal. Pero se siente como una gran victoria”. El IMOCA de Roura es sólo seis años más joven que su patrón.



El joven patrón que dejó los estudios a los 13 años para labrarse una carrera como navegante oceánico ha hecho una impresionante primera Vendée Globe, solucionando sucesivos problemas técnicos, tomando decisiones inteligentes y maduras con respecto al ‘routing’ y mejorando constantemente su rendimiento, de un conservador océano Índico a empujar fuerte y con buenas medias en el Pacífico. Y finalmente, una buena subida por el Atlántico, fallando sólo en los últimos compases del recorrido debido a los vientos ligeros de los días anteriores a la llegada.



En los que respecta a millas, Roura, natural de Ginebra, ya acumulaba el equivalente a las millas de una vuelta al mundo antes de empezar esta Vendée Globe. Ha pasado la mayor parte de su vida en barcos. Siendo un chaval vivió en un barco en el Lago Lemán. Dejó la escuela para trabajar con su padre. Navegó miles de millas en el barco de la familia. El día que cumplió 18 años logró su certificado de Yachtmaster, a la mínima edad posible. En 2012 se centró en la navegación en solitario,  compitiendo en la Mini Transat con 19 años, en un barco de 1994 construido de madera y epoxi. En 2014 participó en la Route du Rhum en Clase 40 pero tuvo que abandonar.



Roura es el único patrón suizo en esta Vendée Globe, siguiendo los pasos de su compatriota  Dominique Wavre, que ha terminado esta regata en tres ocasiones, siendo quinto en 2001 en 105 días.  La vuelta al mundo en solitario siempre había estado en su mente pero tras su Mini Transat, Alan se preguntó “¿Por qué esperar?”. Se veía más como un joven aventurero que un competidor, así que no quería seguir el camino tradicional de competir primero en el circuito Figaro. “La gente sólo mira mi edad, y no es la forma de hacerlo. Puedes tener 40 años y no haber navegado nunca o tener 23 y haber pasado toda tu vida navegando. Ahora, mi edad es una clave en comunicación pero inicialmente fue un obstáculo”.