MEDIO AMBIENTE

MEDIO AMBIENTE

El Govern aprobará la reserva marina de Tagomago

Con una extensión de 3.756 hectáreas, será una de las mayores de Baleares
M.P.

El Consell de Govern aprobará, el próximo viernes 14 de diciembre, el Decreto por el cual se establece la reserva marina de la costa nordeste de Ibiza-Tagomago. La nueva reserva marina comprende 3.756 hectáreas, entre la punta des Jonc, s’Argamasa y las aguas interiores que limitan con el islote de Tagomago. Esta área marina presenta un valor ecológico y pesquero considerable.



La Conselleria de Medi Ambient considera que la creación de la nueva reserva producirá un incremento sustancial de las poblaciones de peces comerciales dentro de sus límites y en los alrededores. Esto favorecerá el sector pesquero artesanal de Ibiza y las actividades económicas relacionadas con la observación de peces y la pesca recreativa de superficie.



En este sentido, hay que recordar que la iniciativa de crear una reserva marina en la zona partió de la Cofradía de Pescadores de Ibiza, que contó con el apoyo del Consell Insular. La institución encomendó un estudio científico que confirmó que el área que ahora se protege tiene una importancia capital para la flota de artes menores de Ibiza e incluye una serie de “puntos calientes” de biodiversidad marina donde coinciden la actividad pesquera profesional, la recreativa y otras actividades económicas, en particular el buceo turístico.



Hay que añadir que el área tiene una gran diversidad de comunidades de algas, así como importantes praderas de posidonia que, ligado a la estructura del fondo marino, hacen que tenga unas posibilidades de recuperación realmente alentadoras.



Dentro de la reserva marina se establece una zona de reserva integral, sin ningún tipo de pesca, en una área de 250 hectáreas en el entorno de la losa del Figueral. Esta zona se establece siguiendo las recomendaciones del estudio científico que la define como un “punto caliente” de biodiversidad favorable a la concentración de especies depredadoras, como el dentón, la serviola o las diferentes especies de mero, entre otros. Estas poblaciones experimentarán un gran desarrollo en ausencia de pesca, dado que se favorecerá la preservación y regeneración de los recursos marinos de la zona.


MALLORCA PRESS