PIRAGÜISMO

REPORTAJE

Reial Club Nàutic de Pollença: la cuna de los canoístas

El puerto deportivo del norte de Mallorca se ha convertido en uno de los referentes mundiales gracias al efecto de Benavides y Segura, y a la cercanía del Lago Esperanza
PAU PONS

No es de ahora. Hace ya años que el piragüismo del Real Club Náutico del Port de Pollença brilla con luz propia. Los resultados deportivos de la sección son, con diferencia, los mejores de Baleares, y eso se debe, muy probablemente, a la calidad de sus palistas y a la buena estructura de un club que cuida los detalles, la preparación y el día a día de sus deportistas.


One Palma

Sete Benavides y Toni Segura son los palista más conocido, pero las secciones menores también acumulan un gran número de premios nacionales e internacionales.

Aunque el RCN Port de Pollença quiere a todos sus deportistas por igual, sus piragüistas son los que retornan estos cuidados con mejores resultados deportivos. Casi sin quererlo, son su emblema.

Francisco ‘Kiko’ Martín (Málaga, 19-05-1965) es el responsable de la sección de piragüismo del RCN Port de Pollença. Llegó al club como palista en 2001 y en 2004 se convirtió en responsable de la sección y entrenador de los primeros espadas de la entidad.

El andaluz, afincado en Mallorca desde los 15 años, conoce a fondo los entresijos de la entidad a la que agradece «profundamente» que el club «nos deje trabajar con libertad» y «haga todo lo posible por acceder a nuestras peticiones».



Palmarés



Alfonso ‘Sete’ Benavides López de Ayala (09.03.1991, Pollença, Mallorca) es el gran referente del club. Ganó dos medallas de bronce en el Campeonato Mundial en los años 2011 y 2013 y cuatro medallas en los Europeos de entre los años 2011 y 2015. Participó en los Juegos Olímpicos de Verano de Londres’2012 y Rio de Janeiro’2016, quedando, en ambos casos, cuarto en la prueba de C-1, 200 metros. Su lista de galardones es extensa (13 medallas en competiciones internacionales). Toni Segura, con el que Sete ha sido campeón del mundo en C2 200  (único oro español en esta modalidad en la historia del piragüismo español), es otro de los palistas en los que se miran las nuevas promesas de Pollença. El año pasado fueron  cuartos de Europa y cuartos del mundo en la categoría absoluta. Esta temporada ya se han clasificados para la Copa del Mundo de Duosburg ( Alemania). 



Martín, entrenador personal de ‘Sete’ Benavides, sueña con colocar a su palista en los próximos Juegos Olímpicos, aunque «previamente debemos centrarnos en los Europeos», precisa.

El calendario de Benavides pasa, antes que nada, por competir en el Europeo de este año que se disputará en aguas de Minsk (Bielorrusia) el próximo mes de junio. «Allí hay que darlo todo», apunta Martín.

Posteriormente, otra prueba en Pontillón do Castro (Pontevedra) también puede resultar importante para la inclusión o no de Benavides en el equipo español que participará en los Juegos Olímpicos de Tokio’2020.

El Mundial de Hungría, en agosto de este año, y la Copa del Mundo’2020, a modo de repesca, completan el calendario de competiciones previas a los Juegos.

«¿Si vamos a clasificarnos? Esperamos que sí, pero es un reto muy duro», señala Martín.

La canoa individual y la prueba de 200 metros son la gran especialidad de ‘Sete’ que, según su entrenador, «está en buena forma» pero «ahora mismo tiene como grandes rivales a un gallego y un madrileño y, fuera de España, a varios palistas de los países del Este».

Preguntado Martín sobre si en el RCN Port de Pollença existe el efecto Benavides, responde: «Sí, Sete es el espejo en el que se miran nuestros jóvenes palistas, es algo normal...»

Ahondando en el día a día del club, Kiko Martín no esconde que en canoa «somos un referente mundial». «Ahora mismo tenemos unos 55 palistas de diferentes categorías e intentamos cuidar al máximo la sección», dice.





De 7 a 58 años.



«Contamos con chavales de 7 y 8 años en adelante hasta llegar a una palista de 58 años, Mary Jane Parry, que ha obtenido grandes resultados», explica Martín.

Como es sabido, el piragüismo diferencia el kayak de la canoa. «Aquí apostamos sobre todo por la canoa», especifica Kiko Martín. «Yo diría que el 80% de nuestros palistas optan por esta modalidad», aclara.

Martín cuenta con la colaboración de cuatro monitores en su área de trabajo. «Brigitte Vitte, se puede decir que es mi mano derecha, mientras Pedro Jesús Fernández, Miguel José Gómez y Antoni Enseñat son mis comodines de lujo», explica, valorando la labor de su equipo.

La mayoría de palistas del RCN Port de Pollença se entrenan en el lago Esperanza, en el Port d’Alcùdia. «Sí, aunque todo el aspecto social lo tenemos en Pollença, en el Port d’Alcúdia es donde nos movemos más a menudo», relata Kiko Martín. «Las aguas estancas del lago Esperanza son ideales».

«Allí celebramos, en 2018, un extraordinario Campeonato de España de Jóvenes Promesas con una participación que bordeó los 700 palistas», recuerda el director de piragüismo del RCN Port de Pollença.



Más de 250 medallas nacionales



El club tiene en su haber, según relata Martín, «más de 250 medallas en Copas de España y Campeonatos de España de diversas categorías, siempre hablando de piragüismo». Los jóvenes Joan Antoni Moreno (5º en la Copa del Mundo de C-1,200 metros), Nicolás Sprimont (9º en el Mundial de Bulgaria’2018 en C-2, 1000 metros junto a Moreno) y David Sánchez son, actualmente, algunos de los productos del efecto Benavides en el RCN Port de Pollença.