CRUCERO

ENTREVISTA

"En los monotipos la diferencia la marca el equipo”

Rayco Tabares, campeón del mundo de J80, compite en la Copa del Rey MAPFRE a bordo del Swan 45 `Rats on Fire’

LUIS POMAR

El regatista canario Rayco Tabares acaba de sumar otro mundial más a su cuenta particular en la clase J80, y ya van cuatro. A bordo del Hotel Princesa Yaiza, Tabares consiguió, el pasado 14 de julio en las  aguas de Solent, su tercer Campeonato del Mundo consecutivo. Con este logro, el canario agrandó aún más su leyenda, dejando el récord de mundiales en cuatro, un hito que será difícil de superar por parte de sus rivales. La experiencia, explica Tabares, le ha demostrado que en monotipos lo más importante es contar con el mejor equipo posible. Y así lo hace en todos los barcos en que navega. Su próximo objetivo es inminente: seguir sumando títulos en la Copa del Rey MAPFRE. Una temporada más, el armador catalán Rafael Carbonell ha puesto a Tabares a la caña del Rats on Fire. Tras las victorias en el Conde de Godó y el Trofeo SM La Reina, el canario buscará su sexto título de Copa, este año compitiendo en la clase MRW Swan 45. Antes de iniciar la 36 Copa del Rey Mapfre, Tabares no cree que el Rats on Fire sea el rival a batir y anuncia una regata muy competida.



Pregunta.– Otro mundial de J80, tercero consecutivo. ¡Impresoionante!



Respuesta.– Desde mi punto de vista, la clave está en acudir muy preparados al Campeonato del Mundo o cualquier otro evento. Estar compitiendo durante todo el año en distintas clases y tener un buen equipo es lo que me proporciona la confianza de ir con garantías y aspirar a revalidar el título. La realidad es que la única forma de lograrlo es que llevamos muchos años trabajando en esta clase y tenemos mucha experiencia.



P.– ¿Cuál es la fórmula del éxito a bordo de un monotipo?



R.– En embarcaciones como el J80 es muy complicado marcar las diferencias. Diría que lo más importante para tener éxito en un monotipo es conseguir un buen equipo y trabajar mucho para sacar el mayor rendimiento al barco y a la tripulación.



P.– ¿No basta con ser el más rápido?



R.– Es muy importante tener una buena velocidad pero en regatas con grandes flotas, donde los barcos punteros van prácticamente igual, la diferencia la marcan los detalles de cada manga: las salidas, estrategia, táctica y, por supuesto, las maniobras. 



P.– ¿Una tripulación con poca experiencia podría conseguir tantos méritos en esta clase?



R.– No lo creo, no es nuestro caso. Hemos conseguido cuatro mundiales precisamente por la gran experiencia que tiene el equipo que formamos en el año 2007. Es un trabajo en conjunto, un equipo bien estructurado y experimentado. En ocasiones he cambiado algún tripulante, pero siempre he buscado regatistas que se adapten a nuestra forma de navegar.



P.– Te manejas igual de bien en un J80 que en un Swan 45, aunque son barcos muy distintos.



R.– Así es. El Swan 45 y el J80 no se parecen en nada, son barcos totalmente diferentes. Lo único que podemos encontrar de parecido es que los dos pueden navegar en clase monotipo.



P.– ¿Es el Rats on Fire el rival a batir en la Copa del Rey?



R.– No creo que nuestro barco sea el rival a batir. Habrá muchísimo nivel en todas las clases. Reconozco que es increíble el palmarés que hemos conseguido con el Rats on Fire en los últimos ocho años pero todos estos éxitos son fruto de la gran labor de equipo y, sobre todo, de la gran gestión de su armador, Rafael Carbonell.



P.– Este año la Copa tendrá tres clases de Swan, si tuvieras que cambiarte a una de las otras, cuál escogerías y por qué.



R.– Ahora mismo no contemplo cambiarme de clase pero si tuviera que hacerlo me gustaría probar el Swan 50.



P.– Con cinco victorias en la Copa del Rey, ¿te sientes como en casa cuando vienes al RCNP?



R.– La verdad es que navegar en Palma es para mí como navegar en casa. No solo por lo que me gusta su increíble campo de regatas sino por la gran gestión del RCNP en el agua y en tierra. Creo que todos los regatistas valoramos muchísimo el esfuerzo y trabajo que se hace desde el club para que todo salga perfecto.