SECTOR NÁUTICO

EMPRESAS

El mayor puerto de charter de España está en Mallorca

Lonja Marina Charter nació de la unión de seis empresas que competían entre sí y estaban hartas de depender de terceros para amarrar sus barcos. El modelo ha funcionado y ahora renovarán la concesión de su marina gracias a una inversión de dos millones de euros.
J.L.M.

Si usted está leyendo este texto en la edición impresa de Gaceta Náutica mientras pasea por el Salón Náutico Internacional de Palma, debe saber que se encuentra en las instalaciones de Lonja Marina Charter, la mayor estación de alquiler de barcos de España, que anualmente cede su espacio para que Mallorca pueda mostrar al mundo el potencial del sector náutico español.


Sa Ràpita

Es esta, como puede ver, una de las marinas mejor situadas de Baleares (en pleno corazón de la ciudad de Palma, a apenas unos minutos de su centro histórico) y en cuestión de meses será también una de las que mejores servicios ofrezca a sus usuarios, después de haber ampliado el plazo de su concesión hasta 2023 y tras la consiguiente inversión de 1,8 millones que la empresa se ha comprometido a llevar a cabo.



La sociedad Lonja Marina Charter se basa en un modelo de negocio surgido de la necesidad, sin precedentes ni  parangón en España, pero que funciona. Nació en 2009, cuando seis empresas que competían entre sí (y de hecho siguen haciéndolo) se hartaron de depender de otros puertos deportivos para dar abrigo a sus barcos y, rompiendo cualquier norma preconcebida, decidieron unir sus fuerzas y gestionar su propia marina. Para ello tuvieron que presentar un proyecto y conseguir que la Autoridad Portuaria se lo adjudicara. José María Jiménez, uno de sus socios, admite que lo de crear una sociedad con la competencia sonaba raro y hubo que vencer lógicas reticencias, pero el tiempo ha demostrado que la idea no sólo fue audaz; también fue buena. «Descubrimos en seguida que se generaban sinergias que nos beneficiaban a todos. Si uno de los socios tiene una avería o un problema con un barco, que es algo muy habitual, se puede apoyar en las otras empresas para dar el servicio al cliente. Nos ayudamos, nos prestamos recambios. Tenemos una relación muy positiva y el gran beneficiado es el cliente».

Ninguna otra instalación similar en España reúne los 140 barcos que ofertan las empresas Alborán, Cruesa, Latitud Cero, Viva Charter, ECC Charter y Yates Mallorca, o lo que es lo mismo, Lonja Marina Charter, en un puerto con 104 amarres. ¿Cómo? ¿Hay menos amarres que barcos? «Así es», afirma Jiménez, quien admite que gestionar la marina supone un «importante desafío logístico». Quien se ocupa de hacer posible el milagro tiene nombre, Francisco Montes, y Jiménez pide expresamente que se le cite. «Es un mago que consigue que ningún barco se quede sin amarre a partir de la programación de servicios de alquiler que le pasamos las seis empresas del puerto». En un caso extremo, siempre se puede solicitar una plaza en otro puerto, pero es «la excepción, algo que casi nunca ocurre».

Lonja Marina Charter se convertirá en breve en «una de las marinas más moderna y sostenibles de Palma» en cuanto terminen las obras de mejora. Lo dice el ingeniero Juanjo Lehm, responsable de la reforma. Los casi dos millones de inversión acordados con la Autoridad Portuaria, organismo  público propietario del espacio, se destinarán, principalemente, a medio ambiente. 

Jiménez explica que toda la energía para la iluminación de dársena se obtendrá mediante placas fotovoltáicas y que se espera ahorrar un 40% de agua gracias a un sistema automatizado de grifos en los baños. Las torretas de agua y electricidad serán «las mejores del mercado» y ofrecerán, además, conexión a Internet inalámbrica de banda ancha en toda la instalación. Se sustituirá el transformador actual de electricidad y se colocarán 12 puntos de carga rápida para vehículos eléctricos. «También queremos que la flota de coches con los que damos servicio en tierra a nuestros clientes funcione con electricidad. Tendremos, en definitiva, un puerto más verde y más confortable, y seguiremos ofreciendo el alquiler de barcos más seguro de España», concluye Jiménez, convencido de que la oferta de calidad y con garantías es la única respuesta frente a la especulación y la «piratería» en el sector del chárter náutico.