MEDIO AMBIENTE

UNA OBRA POLÉMICA

La Capitanía Marítima recomienda que el dique del Molinar sea visible

La APB asegura que decidirá in situ, en el momento de iniciar la obra, si hace caso a la petición de que el muro de 57 metros de largo por 12 de ancho salga del agua. Vecinos del Molinar denuncian la construcción de la mole mediante carteles
JOSÉ LUIS MIRÓ

La Capitanía Marítima de Mallorca ha propuesto a la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) que el dique exento del Club Marítimo del Molinar sea “visible”. O sea, que el muro con el que se pretende reducir la agitación interior del puerto sobresalga por encima de la superficie, lo que supondrá un impacto visual inicialmente no previsto en el proyecto del ente portuario.



Fuentes de la APB han reconocido que, efectivamente, la Capitanía Marítima ha aconsejado que el dique no esté sumergido por entender que supondría un peligro para la navegación costera. Sin embargo, ha considerado que esta modificación, que se decidirá in situ , “no afecta al proyecto”.



La mayor preocupación de la Capitanía, organismo responsable de la seguridad marítima, es que, si finalmente el dique no es visible desde la superficie, se produzcan accidentes como el del catamarán turístico que encalló hace unos meses con la tubería submarina situada frente a Can Pere Antoni. El razonamiento de la Capitanía es que si un patrón profesional y con experiencia, en teoría informado de la profundidad a la que se encuentran los escollos marinos, puede sufrir un siniestro de estas características, el riesgo de colisión es mucho mayor en el caso de navegantes recreativos con titulaciones básicas.



El dique exento planificado por la APB tiene un tamaño de 57 metros de largo, 12 de ancho y aproximadamente 3 de alto. Su función teórica -dado que es discutida por algunos ingenieros de caminos, canales y puertos- es reducir el oleaje en el interior de la dársena portuaria del Molinar. 



A pesar de la gran cantidad de material de relleno necesario para la construcción de esta mole (2.052 metros cúbicos entre piedras y hormigón), la APB no ha considerado necesario solicitar un dictamen de impacto ambiental. Ninguna de las asociaciones ecologistas que se opusieron en su día a la ampliación del puerto ha protestado por este hecho. 



Gaceta Náutica trató de recabar hace más de un mes la opinión de las asociaciones GOB y Terraferida sobre el dique exento del Molinar y, en particular, sobre la ausencia de un informe sobre sus repercusiones ambientales, sin obtener respuesta. La solicitud por escrito de información fue cursada por correo electrónico y a través de la red social Facebook. En este último caso quedó constancia de que ambas entidades habían recibido y leído el mensaje. La APB, por el contrario, ha respondido a todas las cuestiones que le ha planteado este medio y de hecho ha confirmado oficialmente la recomendación de la Capitanía Marítima en relación al dique.



El muro del Molinar es una de las obras portuarias de mayor impacto realizadas en los últimos años en mar abierto. La posibilidad de que pueda ser visible desde la costa ha provocado ya algunas protestas vecinales. Hoy han aparecido colgados en distintos puntos del barrio carteles con la siguiente leyenda: “¡Molinar sin muros! APB y Molinar Port Petit [la plataforma ciudadana y política que se opuso a la ampliación del Marítimo del Molinar] pactan un un muro de 60 metros de largo x 12 de ancho y tres de altura en el mar con un impacto visual y un peligro para los navegantes”.


Independence Space Mallorca