SECTOR NÁUTICO

ENTREVISTA

«Un partido con menos del 10% de los votos no puede gestionar el medio ambiente»

Gabriel Dols, presidente de la Asociación de Navegantes, confía en que el nuevo Govern elija para esta cartera a una persona con sensibilidad por la náutica social y que sepa dialogar
MALLORCA PRESS

Las elecciones  autonómicas del pasado 26 de marzo dieron una victoria holgada al PSIB, que sin duda reeditará un nuevo Pacte de Progrés con los dos partidos de izquierdas: Més y Podemos. El presidente de la Asociación de Navegantes Mediterráneo (ADN), Gabriel Dols, muy crítico con la gestión del conseller Vicenç Vidal (Més) en el área de medio ambiente, analiza los resultados y pide al futuro gobierno que no permita que un partido con menos del 10% de los votos pueda aprobar normativas tan importantes y delicadas como el decreto de protección de la posidonia oceánica.


Skipper Sailing

¿Qué valoración hacen los navegantes de los resultados del 26 M?



En el acto del pasado día 20 de mayo en la Cámara de Comercio, donde participaron las distintas asociaciones del sector, quedó claro que una de las “más afectadas” durante esta legislatura había sido la nuestra, ADN. Pronosticar lo que va a ocurrir es difícil, pero una cosa está clara: una formación como Més, que obtuvo menos de un 14% de respaldo de la ciudadanía en las elecciones de 2015, no puede marcar la política medioambiental en temas tan delicados como aprobar nuevas normativas. Y menos ahora, en que ese mismo partido ha sufrido un descenso del 23% y no representa ni al 10% del electorado.



¿Qué le piden al nuevo Govern?



Nos gustaría que el responsable de Medi Ambient fuese alguien con cierta sensibilidad por la náutica social de nuestra comunidad. Alguien que escuche a todos. Esto incluye a los navegantes, pero también a los propios técnicos de la conselleria, a los órganos consultivos y a los estamentos científicos. Alguien   que no demonice a los navegantes y que sepa dialogar, algo que, por desgracia, no ha ocurrido en la pasada legislatura. Es lamentable que los navegantes hayamos terminado  la legislatura interponiendo un contencioso-administrativo contra el decreto para la conservación de la posidonia y hayamos tenido que denunciar los vertidos de aguas residuales. El decreto no se ha hecho para conservar a la planta, si no para intentar salvaguardar las ilegalidades de la administración en todo el tema de los emisarios y vertidos. Si hubieran dejado la prohibición de vertidos sobre praderas de posidonia y los cinco años para adecuarse a la ley, entre otras cosas, tal vez hubiera sido una normativa realmente valiente y pionera.



¿Tiene esperanza de que las cosas mejoren?



Empezamos la legislatura pasada pidiendo diálogo, y a pesar de la negativa que durante los cuatro años tuvimos, acabamos volviendo a invitar al diálogo a los que no lo estimaron necesario seis días antes de las elecciones. ADN seguirá apostando por el diálogo que se nos ha negado. Cuando has tocado fondo, es fácil mantener una cierta esperanza de mejora, porque la cosa no puede ir a peor.  Por mucho que nos empeñemos es muy difícil arreglar el tema de la vivienda si vas contra los propietarios y favoreces los inquilinos morosos; arreglar el tema del paro si no tienes en cuenta que los empresarios pueden ser parte de la solución, y como no, en todo el tema del cuidado del medioambiente, ir contra los ciudadanos que son los que deben preservarlo no parece la mejor solución. Pero para esto haría falta estar más pendiente del sentido común que de los votos.