MEDIO AMBIENTE

MEDIO AMBIENTE

Hila pide una reunión en Madrid para reclamar la nueva depuradora

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ahora Ministerio de Transición Ecológica, se comprometió a asumir el coste de la infraestructura, que se estima en 80 millones de euros
M.P.

El alcalde de Palma, José Hila, ha solicitado formalmente una reunión con el Ministerio para la Transición Ecológica para reclamar la construcción de una nueva depuradora a fin de dar una solución definitiva a los vertidos de aguas residuales en la Bahía de Palma.


Port Calanova

Hila y el equipo de Gobierno se marcan como prioridad conseguir que el proyecto se impulse porqué la nueva infraestructura sea una realidad cuando antes mejor.



Para poder ubicar la nueva depuradora, EMAYA compró tres terrenos, uno en diciembre de 2015 y dos más el marzo de 2018, por un importe de 3,1 millones de euros. Esta adquisición permitirá desarrollar el proyecto de la nueva depuradora.



El pasado mes de mayo se pusieron en marcha las obras del colector y del tanque de laminación, dos nuevas infraestructuras que permitirán reducir en un 90 por ciento los vertidos que se producen en las playas Can Pere Antoni y Ciudad Jardín como consecuencia de las fuertes lluvias. La previsión de duración de estos trabajos es de dos años y tiene un presupuesto de más de 22 millones de euros.



El proyecto de redacción del anteproyecto de la nueva depuradora, que impulsa el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ahora Ministerio de Transición Ecológica, se encuentra en fase de redacción desde abril de 2018.



La ampliación de la EDAR II (la nueva depuradora) se incluye dentro de la actuación “Saneamiento y reutilización de la Bahía de Palma”, declarado de interés general y que se enmarca en el Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia (Pla CRECE) que está ejecutando el ministerio para mejorar la calidad de las aguas. El compromiso del Ministerio es asumir el coste, que se estima en 80 millones de euros.