PATRIMONIO

Hallan los restos de un barco romano del siglo III en la Playa de Palma

Una vez recuperada la embarcación, que transportaba ánforas y otros elementos de almacenamiento, se exhibirá en el Museo de Mallorca
M.P.

El fondo de la Playa de Palma alberga unos importantes restos arqueológicos de origen romano. Se trata de un barco que posiblemente naufragó entre los siglos III y IV, cuando transportaba carga proveniente del suroeste de la península ibérica.


Sa Ràpita

Los técnicos del departamento de Patrimonio del Consell ya han iniciado las tareas necesarias para la extracción de los ánforas y otros elementos de almacenamiento que se encuentran dentro del pecio y en sus alrededores para que puedan formar parte del fondo del Museo de Mallorca mientras que el área se mantiene vigilada por diferentes cuerpos de seguridad.



Según las primeras visitas que han realizado los técnicos, se trata de un barco romano de unos diez metros de eslora y cinco metros de manga y que conserva su estructura. La embarcación transportaba ánforas y otros elementos de almacenamiento de mercancías.



Ayer empezaron las tareas de delimitación de la zona donde se encuentran los restos arqueológicos. Posteriormente se realizarán las excavaciones necesarias para la extracción del material que se llevará a diferentes espacios habilitados a fin de que puedan ser sometidos a los tratamientos necesarios previos a su en el Museo de Mallorca.



Para poder garantizar su correcta conservación después de siglos bajo el mar, los restos que se recuperen en la Playa de Palma estarán sumergidos durante un tiempo en agua dulce, después en agua destilada y, finalmente, ya se podrán conservar fuera del agua.



En el dispositivo para la extracción de los restos participa un equipo de ocho buceadores especialistas en arqueología subacuática que incluye una restauradora experta en este material. Además, se ha establecido un dispositivo especial de vigilancia para evitar que el material sufra daños y para garantizar que se respete el perímetro de seguridad respecto de las personas que trabajan en la zona.



La vicepresidenta del Consell de Mallorca, Bel Busquets, acompañada de la directora insular de Patrimonio, Kika Coll, visitó ayer la zona de la Playa de Palma donde se ha producido este importante hallazgo de restos arqueológicos.



Busquets agradeció públicamente la tarea de los técnicos de Patrimonio y defendió la necesidad de "recuperar el patrimonio que ahora está bajo el mar, velar por su conservación y que pueda formar parte del fondo del Museo de Mallorca para que todo el mundo lo conozca".



La directora insular de Patrimonio, Kika Coll, explicó que recibieron una llamada de teléfono anónima de una persona que alertó de la posible presencia de un yacimiento arqueológico a la Playa de Palma. Al recibir el aviso, técnicos del departamento de Patrimonio se trasladaron a la zona indicada y vieron parte de los restos de una embarcación y ánforas.



En la visita también participaron representantes de la Armada, del Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS), de la Policía Local de Palma y de Puertos de las Islas Baleares, organismos implicados en las tareas de recuperación de los restos arqueológicos encontrados en la Playa de Palma.