EVENTO

María Perelló: "Este ha sido el mundial más especial"

La tricampeona del mundo de la clase Optimist ha llegado al aeropuerto de Palma donde ha sido recibida por amigos, familiares y miembros del Club Nàutic S´Arenal
M.P.

María Perelló, regatista del Club Nàutic S'Arenal, se convirtió el pasado martes en campeona del mundo de Optimist tras haber conquistado el podio femenino en el Mundial celebrado Antigua, revalidando los títulos logrados en 2018 en Chipre y en 2017 en Tailandia.


Port Adriano

La regatista del CNA ha sido recibida en el aeropuerto de Son Sant Joan tras llegar a Mallorca procedente de Antigua. La tricampeona del mundo ha llegado cansada pero "muy contenta" con el resultado que la mantiene en lo más alto de la vela internacional. "Este ha sido el mundial más especial porque ya no volveré ha competir con este barco".



La mejor regatista del mundo de la clase Optimist ha comentado que "hasta el último día sabía que estaba ganando, pero una descalificación y un fuera de línea en la última jornada hicieron que todo se complicara y estaba todo muy ajustado" y ha añadido que "estaba muy nerviosa y lloré mucho, pero cogí fuerzas pensando que eran mis últimas horas en la clase Optimist".



Por su parte, su entrenador Adrià Barceló ha remarcado que "lo que ha hecho María Perelló es increíble, porque son tres años consecutivos ganando un mundial y eso es algo muy complicado". El preparador ha explicado que "este ha sido el más difícil por todo lo que ha sucedido y a nivel psicológico también ha sido más duro, pero supo levantar la situación".



Amigos, familiares y miembros del Club Nàutic S'Arenal han dado una cálida acogida a la número uno del mundo de optimist en categoría femenina. En la comitiva de bienvenida también han estado presentes el presidente del Club Nàutic de s'Arenal , Óscar Estellers y el director gerente del club, Ferran Muniesa.



Óscar Estellers ha afirmado que "estamos muy contentos de María Perelló, es una excelente deportista además de bellísima persona" y ha apuntado que "ser tricampeona es algo que no había sucedido nunca y estamos muy orgullosos, porque además ha sido el mundial más difícil de los tres que ha ganado".



De cara a la próxima temporada María Perelló navegará al frente de un nuevo barco en la clase 420.