OPINIÓN

La Copa del Rey MAPFRE es una regata con salud de hierro

El presidente del Comité Organizador, Javier Sanz, señala que la prueba sigue innovando para mantenerse en la vanguardia
Javier Sanz

La Copa del Rey MAPFRE cumple 38 años con una salud de hierro. Somos una de las mejores regatas de crucero del Mediterráneo y contamos con el apoyo de grandes marcas que nos permiten organizar un acontecimiento deportivo y social de primer nivel.


RCNP

En estas circunstancias, otros eventos apostarían sin duda por ser conservadores. ¿Para qué cambiar aquello que funciona? Sin duda sería una decisión lógica.



Pero si algo hemos aprendido en el Real Club Náutico de Palma a lo largo de estas casi cuatro décadas de Copa del Rey, es que no podemos quedarnos parados. O dicho de un modo más marinero: no podemos anclarnos en un determinado modelo y correr el riesgo de perder el liderazgo de la vela.



Nuestra fórmula, en realidad, es muy antigua, pues hace suya la máxima del poeta  Virgilio: «La suerte sonríe a los audaces». No queremos dejar de ser audaces, de hacer aquello que nadie ha hecho, y confiamos en que esa actitud pionera sea la que nos mantenga en la vanguardia del deporte de la vela en España.



La Copa del Rey MAPFRE de este año presenta tres importantes novedades. La primera es la creación por primera vez en la historia del crucero en España de una categoría femenina. La Copa de 2019 será la primera en que tres tripulaciones íntegramente femeninas se subirán al podio de una de las clases que conforman la regata. Es evidente que el deporte femenino pide paso y que los organizadores de eventos tenemos la obligación de promover la inclusión de la mujer. La Copa del Rey MAPFRE ha contado tradicionalmente con tripulaciones femeninas, pero la realidad es que el número de mujeres sigue siendo muy reducido. Se trata de una anomalía si tomamos como referencia las secciones de vela ligera de nuestro club, donde prácticamente la mitad de sus integrantes son chicas.



Otra novedad, quizá menos llamativa pero igualmente importante de la Copa del Rey MAPFRE 2019, es la incorporación de una fase final que afectará a todas las clases. Se trata, como no, de una medida audaz cuyo objetivo es mantener la emoción al máximo hasta el último día. Para garantizar que esto ocurra hemos creado un nuevo sistema de puntuación. La flota está expectante y nosotros estamos convencidos de que funcionará y con el tiempo se convertirá en una de las tantas aportaciones de la Copa del Rey a la vela de crucero española.



Por último, este año hemos decidido ponernos muy serios con la gestión medioambiental del evento. Queremos que nuestro inevitable impacto sea cada vez menor y, como primer paso, hemos decidido eliminar los envases de plástico de un solo uso en todos los departamentos que están implicados en la organización de la regata.



Javier Sanz es presidente del RCNP y del comité organizador de la Copa del Rey MAPFRE