COMPETICIÓN

El dress code del podio

Federación Española de Piragüismo aclara que normativa solo permite a palistas subir al podio con equipación oficial del club visible sin objetos o prendas que resten visibilidad
M.P.

La Federación Española de Piragüismo quiere aclarar que la normativa únicamente permite a los palistas subir al podio con el equipamiento oficial de su club de manera visible, sin ningún objeto o prenda que pueda restarle visibilidad.



Así se le hizo saber a los premiados en la Copa de España y en el Campeonato de España de Esprint, ambos de Jóvenes Promesas, cuando alguno de ellos intentó recoger la medalla envuelto en dos banderas de España -una de cintura para abajo y otra sobre los hombros- que, según la Federación, "impedían ver el uniforme de equipo".



La RFEP desmiente que hubiera empleado "malas formas" en el momento en el que conminó a dos deportistas a cumplir la normativa, que los competidores ya conocían previamente sabedores de la exigencia de llevar inexcusablemente el atuendo oficial.



La entidad federativa responde así, tras la polémica surgida a raíz de las quejas formuladas por el Círculo Mercantil de Sevilla, entidad que ha remitido sendas cartas a la RFEP en relación a la negativa a que sus palistas accedieran al podio con banderas, primero en la Copa de España, disputada en Mequinenza (Zaragoza) el 29 de junio y después en el Campeonato de España en Verducido (Pontevedra), del 26 al 28 de julio. 



Sobre esta última competición, el Club Círculo Mercantil entiende que sus deportistas Pablo Ogazón Rodríguez y Carlos Sánchez, ambos de 14 años, cumplieron estrictamente  el reglamento de las bases generales de competición mientras que la Federación Española de Piragüismo sostiene que el uniforme oficial no era visible al quedar tapado por las dos banderas de España que recubrían al palista. 



En el Campeonato de España en Verducido estos dos mismos deportistas se dirigían hacía el podio, uno de ellos sin que su uniforme fuera visible ya que iba completamente envuelto con dos banderas, una de cintura para abajo y otra colgada sobre los hombros cuando personal de la Federación Española conminó a los palistas a acceder al podio de la forma adecuada a la normativa, momento en el que ambos declinaron despojarse de las enseñas y renunciaron a subir al podio.



Tras la mediación de miembros federativos, los deportistas recibieron las medallas fuera del podio mientras continuaba el desarrollo de la ceremonia en el que tomaron parte otros compañeros del Círculo Mercantil con absoluta normalidad.



En el caso de Mequinenza, la decisión de no permitir subir con la bandera de España ni con otra enseña fue adoptada por Narciso Suárez, el responsable de Competición Estatal y delegado de la RFEP, que destaca que en la competición celebrada en la pista aragonesa tuvieron lugar "16 entregas de premios y todas transcurrieron de forma correcta, a excepción de una".



Narciso Suárez sostiene que la ceremonia de entrega de premios es un acto "solemne" y "como tal procuramos que se desarrolle", si bien admite que es responsabilidad del delegado federativo "hacer cumplir el reglamento".