VELA LIGERA

COMPETICIÓN

Joan Cardona pone rumbo a Enoshima como última esperanza del Finn español: “Lucharé con todo”

El regatista del RCNP, campeón europeo sub 23 y plata mundial juvenil, participará en el Test Event de los JJOO de Tokio antes de buscar la plaza nacional en la Copa del Mundo del próximo año
M.P.

A  falta de un año para los Juegos de Tokio, el regatista del Real Club Náutico de Palma Joan Cardona afronta el Test Event de la cita olímpica convertido en la última gran esperanza del Finn español. El joven deportista menorquín pondrá rumbo mañana a Enoshima, la pequeña isla de 4 kilómetros de perímetro que servirá de base al programa de vela de los JJOO de 2020, para reivindicar sus posibilidades de conseguir la plaza nacional en la Copa del Mundo del año que viene en Génova y ganarse el derecho a representar a España en la cita japonesa. “Será difícil, pero en el pasado Campeonato de Europa (donde fue campeón Sub 23) demostré que estoy capacitado para hacerlo. Sólo puedo decir que lucharé con todo para cumplir mi sueño”.


CN Estanyol

El Test Event de Enoshima, en el que participarán todas las clases incluidas en el programa olímpico y que por tanto reunirá a los mejores regatistas del mundo, se disputará entre el 15 y el 22 de agosto. Los dos primeros días se destinarán a mediciones y los restantes a la competición.



Aunque su objetivo final es conseguir que España tenga representación olímpica en la clase Finn, algo que no se decidirá hasta la Copa del Mundo en el mes de abril de 2020, Cardona afirma sentirse “muy motivado” de ser el único ‘finnista’ nacional del Test Event: “Solo va un regatista o tripulación por país en cada clase. Me siento muy orgulloso y agradecido al Real Club Náutico de Palma, que lo ha hecho posible”.



Joan Cardona pondrá en Enoshima punto final a una magnífica temporada 2019 en la que ha conseguido el oro europeo sub 23 y la plata mundial juvenil.



El menorquín se inició en la vela de muy joven bajo la disciplina del Club Marítimo de Mahón. Su gran envergadura le obligó a dejar el Optimist antes de los 15 años y empezar a navegar en Laser, donde consiguió ser uno de los mejores de España y de Europa. Hace dos años años tomó la arriesgada decisión de intentar el asalto olímpico a través del Finn, una embarcación histórica (diseñada en 1949 y olímpica desde Helsinki’52) que cerrará su ciclo en Tokio 2020.