PIRAGÜISMO

COMPETICIÓN

Baleares suma dos medallas en el Mundial de Piragüismo

Marcus Cooper Walz se colgó la plata en el K4 y Toni Segura y Sete Benavides el bronce en C2
M.P.

El piragüismo balear ha cosechado un nuevo éxito en el Campeonato del Mundo 2019 al conseguir dos medallas en la competición que se disputó del 22 al 25 de agosto en la ciudad húngara de Szeged.


RCN Port de Pollença

Marcus Cooper Walz (RCN Portopetro) logró la medalla de plata en la prueba de K4 500 junto al equipo formado por Saúl Craviotto, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade. Además de lograr la presea, el mallorquín ha clasificado en esta modalidad a España para los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020. Pese a todo, la presencia del mallorquín en la cita japonesa no es segura porque las plazas olímpicas no son nominales, si no que se adjudican al país. De esta forma, Marcus Cooper tendrá que ganarse el puesto en el selectivo del próximo año.



La segunda medalla balear en Hungría fue el bronce que lograron Toni Segura y Sete Benavides (RCN Port de Pollença) en la prueba de C2 500 metros. Toni Segura afirmó que “esta medalla de bronce nos sabe a oro y gloria porque nos ha costado mucho y hasta no hemos hecho la regata que teníamos que hacer. No sabíamos cómo íbamos y cuándo lo hemos visto, no nos lo podíamos creer”.



Sete Benavides tuvo presencia doble en las finales del Mundial, pues también participó en la prueba de C1 200 metros, donde fue cuarto.



Al margen de los deportistas isleños, la selección española finalizó el Mundial con cinco medallas más y tres embarcaciones más clasificadas para los Juegos.