CRUCERO

REGATA

Platoon se lleva su segundo Mundial en Puerto Portals

El barco alemán de Harm Müller-Spreer vence en el Rolex TP52 World Championship en un día de muchos errores de los líderes
M.P.

Platoon se proclamó por segunda vez campeón del mundo de la clase TP52 tras ganar hoy el Rolex TP52 World Championship que se ha disputado en Puerto Portals. El barco del alemán Harm Müller-Spreer ya había ganado el Mundial en 2017 en Scarlino y en Mallorca ha repetido la hazaña. En el podio le han acompañado el Azzurra de la Alberto y Pablo Roemmers que ha finalizado segundo y el Bronenosec de Vladimir Liubomirov que ha sido tercero.


One Palma

Por lo que se refiere a la clasificación general del circuito de 52 SUPER SERIES el Azzurra sigue siendo el líder con seis puntos de ventaja sobre el velero alemán y once sobre el Quantum Racing. El ganador de la temporada se decidirá dentro de cuatro semanas en aguas de Porto Cervo donde se disputa el quinto y último evento de la temporada 2019.



Platoon también repite triunfo esta temporada ya que el pasado mes de junio venció en la Puerto Sherry 52 SUPER SERIES Royal Cup. Las condiciones de poco viento y mar plano son las ideales para las especificaciones del velero de Müller-Spreer que es un diseño del holandés Rolf Vrolijk y se han dado en la Bahía de Cádiz y en la de Palma.



Platoon es el barco con más españoles en su tripulación con cinco (Víctor Mariño, Pedro Mas, Pepe Ribes, Javier Plaza y Jordi Calafat) y hoy ha conseguido su segundo título mundial en un día muy complicado para los favoritos en el que parecía que ni ellos ni Azzurra querían coger la corona que dejaba vacante el Quantum Racing de Doug DeVos. Tanto estuvieron coqueteando con la derrota que invitaron al festín al Bronenosec y al Alegre de Andrés Soriano que hicieron hoy un trabajo mucho más sólido en el agua y, por momentos, pensaron que podían ganar el Mundial.



También, para añadir aún más emoción al desenlace final de la competición, el Platoon tenía pendiente una penalización de los árbitros por una colisión con el Quantum antes del inicio de la segunda manga de hoy. Ya en la primera los alemanes fueron penalizados con un punto en una salida que hubo que abortar, pero ya en la segunda manga del día, y última del campeonato, chocaron con el barco norteamericano y hubo que esperar al final de la regata para que los jueces le aplicasen la penalización añadida de un punto tras ver los daños que causó a su rival. Al final del aciago día, Platoon sumó dos puntos en penalizaciones que estuvieron cerca de costarles la victoria.



Azzurra tampoco tuvo un día para merecerse la victoria final. El velero argentino que lidera Guillermo Parada volvió del agua con un sexto y un octavo puesto que le impidieron levantar por tercera vez el título de campeón del Mundo. Los representantes del Yacht Club Costa Smeralda vencieron en 2009 y 2015 y hoy dejaron escapar la victoria por dos puntos.



La maldición de Azzurra sigue vigente porque el velero lleva tres regatas del circuito 2019 de 52 SUPER SERIES terminando segundos y acariciando la victoria. Sin embargo, el proyecto italoargentino sigue encabezando la general del circuito con seis puntos de ventaja sobre el Platoon y once sobre el Quantum Racing.



Para Bronenosec fue un gran día. El velero ruso se sube por primera vez a un podio de un mundial de la clase TP52 en las cuatro participaciones que ha disputado. Su mejor resultado fue el quinto puesto que logró en el certamen de 2016 que se celebró en Mahón.



Y una mención especial se merece el Provezza del armador turco Ergin Imre. Rompieron el palo el pasado domingo y en una gran acción logística fueron capaces de perderse sólo dos días de regatas. Han competido con un palo viejo de su barco anterior y han cosechado unos increíbles resultados, dos terceros, un séptimo y la victoria en la primera manga de la jornada de hoy en la que bordaron el trabajo en el agua. Si se hiciera una proyección de los puntos cosechados, el Provezza hubiera estado luchando por la victoria en Puerto Portals.