CLUBES

ENTREVISTA

Vicens Monerris: «La pesca de recreo representa el 10% del total y genera más riqueza que la profesional»

MALLORCA PRESS

Vicens Monerris llegó a la presidencia del Club Nàutic S’Estanyol el 28 de octubre de 2018. Antes había sido comodoro, vocal de pesca y vicepresidente de la entidad, a la que está ligado desde 1996. Vive en Son Bieló, a un tiro de piedra del club, y cada día se desplaza hasta el polígono de Marratxí para trabajar en su propia empresa de cerramientos. Su gran pasión es la pesca, que empezó a practicar hace casi 40 años. Los objetivos de su presidencia son el fomento del deporte y la actividad social, la renovación generacional del club y su apertura al pueblo.


CN Estanyol

S’Estanyol, un club pequeño pero con historia y recientemente modernizado.



Así es. Nacimos en 1970. El año que viene celebraremos nuestro 50º aniversario, aunque la primera piedra del puerto se colocó un año antes, en 1969. En 2010 conseguimos renovar nuestra concesión por 30 años y realizamos una importante obra de mejora en el puerto. Reformamos totalmene el edificio social y las oficinas, construimos tres pantalanes nuevos, cambiamos los trenes de de fondeo y toda la instalación eléctrica, entre otras cosas. Nuestro próximo objetivo es reformar el pantalán que quedó pendiente, situado junto al Mollet, y el dique de la gasolinera. 



Al decir «pequeño» me refería a las dimensiones del puerto, porque ustedes, por lo que tengo entendido, tienen muchos socios.



Sí. Actualmente contamos con 385 socios, 451 asociados y 41 socios deportivos. Si tenemos en cuenta que los derechos se reconocen a cónyuges y parientes de primer grado —hijos y nietos—, quizás seamos, como dice, un club pequeño en cuanto a instalaciones, pero no tanto en el aspecto social y deportivo. Movemos una gran masa social de aficionados al mar.



¿Cuál es, a su juicio, la función que ha de desarrollar un club como s’Estanyol?



Tenemos diversas funciones que vienen marcadas por nuestra propia naturaleza como club. La principal es el fomento del deporte y las actividades náuticas. También tenemos que ser un punto de encuentro de la vida social de s’Estanyol.  



La pesca de recreo tiene un gran peso en S’Estanyol.



Sí, hay muchísima afición. Organizamos una liguilla en la que participan de media 30 barcos. Eso es muchísimo. De los 285 amarres que gestionamos, alrededor de 100 los ocupan embarcaciones de armadores aficionados a la pesca recreativa, de los que unos 50 o 60 salen a pescar de manera regular. La pesca de recreo forma parte de la cultura de Mallorca.



¿Y la vela?



Es una de nuestras grandes apuestas de cara al futuro. Ya empezó en la junta de mi predecesor, Jaume Llabrés, que ahora es el vocal de vela. Tenemos un equipo de regatas formado por 15 jóvenes y un responsable deportivo, Gusi Oliver, que le está dando un fuerte impulso a la sección. Los niños están encantados con él. No ha sido fácil encontrar a la persona adecuada. La idea es que cada vez haya más niños que aprendan a navegar en nuestro club, cuya situación geográfica es privilegiada. Pero no sólo están los deportistas federados. Cada año organizamos el Campus a la Mar, una actividad de iniciación en la que en 2018 participaron 281 alumnos. El año pasado hicimos también 351 bautizos de mar. 



S’Estanyol es una zona de veraneo, donde hay muchas segundas residencias. ¿De dónde proceden los regatistas del equipo?



Pues los hay de muchos sitios: de Algaida, de Palma, de Marratxí, de Llucmajor… Eso ocurre también con nuestros socios, que vienen de todos esos pueblos que ya he citado y también de la zona de Cala Pi o del Arenal. Sin olvidar al 20% de socios que son extranjeros. Tenemos gente de muchos sitios distintos pero que sienten el club como su propia casa.



¿Por qué cree que toda esa gente se desplaza a s’Estanyol?



Por lo que le he dicho antes. Estamos en un lugar absolutamente privilegiado. Uno de los mejores de Mallorca. No todos los clubes tienen esta suerte.



¿Qué objetivos se ha marcado su junta hasta 2022?



Terminar las obras que quedaron pendientes, como el pantalán E y la zona de invernaje, y mejorar todos los servicios. También estamos trabajando en una nueva página web y en una aplicación para móviles que nos permita tener una comunicación más cómoda con los socios. Todo ello, por supuesto, manteniendo la actividad deportiva y social del club.



Usted, como aficionado a la pesca de recreo, ha sido uno de los impulsores de la Asociación Pescadors Illes Balears (APIB). ¿A qué se debe que en los últimos años la pesca de recreo haya tenido tan mala prensa, siendo, como decía antes, una afición tan arraigada en la cultura de Mallorca?



En efecto, he sido uno de los promotores de esta asociación porque creo que los pescadores debemos estar unidos para defender nuestra afición. En los últimos años se ha criminalizado mucho la actividad náutica de recreo, no sólo la pesca. Las fotos de pescadores posando con las capturas en las redes sociales tal vez tenga algo que ver con esa mala prensa, que desde luego es injusta con una gran mayoría de pescadores que cumplen las normas y se comportan de manera responsable. Hemos solicitado la creación de un Consell Pesquero en el que esté representada la pesca de recreo. Nuestra actividad es sostenible: genera cinco veces más riqueza que la pesca profesional y representa el 10% del total de la extracciones. Somos más selectivos y, sin embargo, somos los más perjudicados por la ampliación del Parque Nacional de Cabrera. Reivindicamos leyes más justas, basadas en criterios científicos, y terminar de una vez con esa manera de hacer política que consiste básicamente en prohibir, sin tener en cuentas las consecuencias.