INFRAESTRUCTURAS

La APB saca a concurso la gestión de su antigua sede en Palma

La iniciativa privada explotará una sala polivalente, una tienda que promocione la imagen portuaria y un bar restaurante con vistas a la Catedral de Mallorca y la bahía de Palma de este edificio que se está remodelando
M.P.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado el acuerdo del Consejo de Administración de  la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) de licitar el concurso para la gestión del edificio histórico del organismo portuario, ubicado en el Muelle Viejo del puerto de Palma.


Club de Mar

La sede histórica de la APB se encuentra en estos momentos en obras para su plena trasformación en un espacio de uso público. Su posterior gestión será a través de una concesión administrativa.



Para el presidente del organismo portuario, Joan Gual de Torrella, la APB persigue que sea la iniciativa privada la que se encargue de promocionar la actividad expositiva sobre los “150 años de historia de gestión de los puertos de Baleares que quedarán reflejados aquí, en un espacio que relacione la ciudad y el puerto”.



 El futuro centro de interpretación contará con varios ámbitos diferenciados para dar a conocer la historia de los puertos. Por un lado, dispondrá de unos espacios reservados a la APB, tales como una hemeroteca, una biblioteca, una sala de reuniones para el Consejo de Administración y una sala de exposiciones relacionada con los puertos de interés general y los faros de las Islas Baleares.



Por otra parte, el concesionario explotará una sala polivalente en la que deberá programar y organizar a lo largo del año diversas manifestaciones artísticas y de relevancia social, que estarán orientadas al público en general. También tendrá a su cargo una tienda asociada al centro de interpretación, cuyo objetivo prioritario será la difusión de los contenidos portuarios a través de la venta de libros, catálogos y otros soportes de promoción de la actividad y de la  imagen portuaria. Finalmente, ofrecerá un servicio de bar-restaurante-cafetería dividido entre las plantas segunda y tercera, de aproximadamente 630 metros cuadrados y con dos terrazas con vistas a la Catedral de Mallorca y la bahía de Palma.



Será obligación del concesionario el mantenimiento, la limpieza, la vigilancia, el control y la seguridad de las instalaciones, así como el fomento de las visitas tanto al centro de interpretación como a la sala de exposiciones de la APB. La cuantía anual de la tasa de ocupación a mejorar por los licitadores es de 138.871,49 euros y el plazo máximo de la concesión es de quince años.



La gestión de la sede histórica de la APB será indirecta a través de concesión pero las obras de remodelación del antiguo edificio corren a cargo de la APB. Acciona Construcción es la empresa adjudicataria de las obras que cuentan con una inversión pública de casi 5,5 millones  de euros. El proyecto constructivo mantiene íntegra su fachada a excepción de la fachada de Levante, que será sustituida por una vidriera de grandes dimensiones, que hará a la vez las funciones de mirador.



El edificio que ahora se remodela, de estilo neoclásico, está catalogado y fue construido en 1940. En 1955 fue ampliado hasta los 1.314 metros cuadrados actuales de parcela. Las obras de reforma se iniciaron en febrero de 2019 y se prevé su finalización en verano de 2020.