LA VOZ DEL LECTOR

Es Trenc: hashtags y arrobas para una llamada de socorro

Los chiringuito de #quitaypon de la playa de mallorquina son arrasados cada vez que se produce un #temporal.
DULCE FONOLLÁ CORRÓ

@conselleriademedioambient @demarcacióndecostasdebaleares @ajuntamentdecampos @ONGlaquesea @tuereslaautoridad @diariosdelaisla



#chiringuitosdeplaya #desastreecologico #notodoesculpadelcambioclimatico #temporalenlarapita #lacasetadelsocorristasemeceamerceddelasolas



#elmarhueleagsoil #olvidemoslospalosqueseclavanenlasentrañasdelasdunas y, el mejor #dequienfuelaideadecambiarloschiringuitosdeobraporcasetasdesmontablesquenosedesmontan



Tal vez, expresándome así: utilizando esta nueva moda de citar y aludir usando símbolos (@/#) alguien comprenda y se conciencie del alcance del drama que llevo casi 10 años denunciando y #nicaso.





Basta mirar las fotos para hacerse una idea: medio chiringuito a la deriva y el otro medio clavado en las entrañas de las dunas de la zona protegida d’es Trenc. La plataorma del socorrista en versión submarina meciéndose a merced de las olas, incapaz de soportar otro temporal como el de ayer.



No se aprecia en las fotos el fuerte olor a gasoil que flotaba en el ambiente (lástima), vertido de algún depósito que el temporal se llevó al mar junto con las tablas del chiringuito, #mevaisatenerquecreer.



A lo largo de los años la cosa se ha ido desarrollando así: chiringuitos temporales de madera de #quitaypon (agresión continua y periódica contra las dunas); manifestación liderada por ONG ecologista; supresión de chiringuito de #quitaypon, sustituido por infraestructura de obra con todos los servicios y acceso para minusválidos (agresión que por su envergadura parece que será la última); manifestación plataforma; derrumbe del edificio construido a conciencia y con carácter definitivo (agresión); manifestación plataforma; autorización para volver a donde estábamos hace años: construcción de chiringuito #dequitaypon. En este caso, de esos del estilo de: #yolocolocoyeltemporalloquita.



Pero claro, #laculpaesdelcambioclimatico.


Port Calanova