GALARDONES

Premios Timón: la compilación de la excelencia en la náutica de Baleares

Los ganadores de este año encarnan los valores que han llevado al sector náutico balear al liderazgo nacional
MALLORCA PRESS

Uno no es consciente de la dificultad que entraña la concesión de un premio en un sector tan competitivo como el de la náutica balear hasta que tiene que elegir entre los muchos y excelentes candidatos. Los Premios Timón de GACETA NÁUTICA nacieron hace cuatro años para reconocer los méritos de los mejores deportistas de vela y piragüismo de las Baleares, así como de las empresas o entidades ligadas al mundo de la náutica recreativa que destacan por su innovación, tradición o valor añadido, pero quizás no se tuvo del todo en cuenta ni la cantidad ni la calidad de los potenciales ganadores.



Parecía que sería fácil cribar al «mejor» de cada disciplina en un entorno geográfico tan reducido como son nuestras islas, pero la experiencia de estos cuatro años nos demuestra que no es así. Siempre queda esa sensación de que lo justo sería entregar no uno, sino decenas de timones.



Los méritos de nuestros deportistas y empresas son lo suficientemente elevados como para que estos premios se queden siempre un poco cojos, señal de que las entidades e industrias locales ligadas a las actividades náuticas son altamente competitivas y se cuentan, sin duda, entre las mejores de España. Pero las reglas son las que son y a ellas hay que atenerse. Sólo un deportista o tripulación y sólo un comunicador (sin que exista además posibilidad de repetir) pueden inscribir anualmente su nombre en el palmarés de los Premios Timón. Y únicamente una empresa puede ser acreedora de ese privilegio tras cada ejercicio. El objetivo es que los elegidos representen al colectivo y sean, por así decirlo, una compilación de la excelencia.



Los ganadores de 2019, no nos cabe la menor duda, reúnen esa característica. ¿Quién puede discutir los méritos de Violeta del Reino, nuestra campeona del mundo de vela adaptada, ejemplo de superación y de la apuesta de nuestros clubes náuticos por el deporte inclusivo? ¿Quién no reconoce en los canoístas en Sete Benavides y Toni Segura la madera de los grandes campeones? ¿Quién duda de que el fu turo de la náutica pasa ineludiblemente por la innovación y la sostenibilidad encarnadas en el proyecto hecho realidad del barco solar de la empresa Ocean Observer? ¿Quién no cree que los deportistas deben ser educados también en valores por sus entrenadores, como nos propone el programa de psicología deportiva del Real Club Náutico de Palma?



Este es, en definitiva, el objetivo de nuestros premios: que la imagen de nuestra náutica sea la de un sector que compite en la élite mundial; que apuesta por innovar y dar respuesta a los retos de nuestro tiempo; que es solidario y socialmente responsable; que contribuye a mejorar el medio ambiente y a que nuestros jóvenes deportistas sean también campeones en valores; y que reconoce la labor y el esfuerzo de quienes abrieron las rutas por las que hoy navegamos a toda máquina.