PUERTOS

EL TASAZO

CAEB pide una moratoria en la aplicación de la «mordida» a las empresas de reparación

La patronal fue advertida de que incurriría en «responsabilidades legales» si se oponía a la aprobación de la tasa en el Consejo de Administración de la APB
JOSÉ LUIS MIRÓ

La Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB) ha solicitado a la Autoridad Portuaria (APB) una moratoria en el “tasazo” a las empresas de reparación y mantenimiento de embarcaciones “hasta que se aclaren las dudas jurídicas sobre su implantación” y tras saberse que no se está aplicando ni en Valencia ni Cataluña.



Fuentes de la citada patronal, donde está integrada la Asociación de Empresas Náuticas de las Islas Baleares (AENIB), han asegurado que, si bien la medida fue aprobada por unanimidad el pasado mes de junio en el Consejo de Administración de la APB, CAEB siempre ha entendido que se trata de una norma que afecta a la competitividad del sector náutico balear, especialmente si no se aplica en otras regiones de España y se suma al hecho de la insularidad.



La Cámara de Comercio también es partidaria de dejar en “stand by” la entrada en vigor de la “mordida” de entre 1,5 y un 2,5% a las empresas que operan en varaderos y puertos deportivos bajo competencia de la Aurtoridad Portuaria de Baleares (Palma, Mahón, Alcúdia, Ibiza y Formentera) y, en el caso de que no se pueda retirar o posponer, “que se aplique el mínimo de la horquilla prevista legalmente, es decir, el 1%”.



Ambas patronales votaron a favor de la aprobación del Pliego de Condiciones Particulares del Servicio Comercial de Reparación de Buques en la reunión del consejo de la APB del 28 de junio tras ser informadas de que se trataba de una normativa nacional de obligado cumplimiento y advertidas de las “consecuencias legales” que podía acarrear oponerse a la validación de la tasa.  Sin embargo, en ese momento “no se dijo, por ejemplo, que Valencia y Cataluña no la estaban aplicando”.



Según la fuente consultada, la CAEB lleva desde entonces negociando con Puertos una rebaja de la tasa, que inicialmente iba a ser del 2% y se ha dejado en el 1,5% para los varaderos y el 2,5% para los puertos deportivos.



Sin embargo, lo que ahora más preocupa a la patronal es el sistema de liquidación, ya que una parte del trabajo que se pretende gravar se realiza fuera de las instalaciones portuarias. La APB, ha explicado un empresario del gremio, entiende que si un mecánico recoge un motor en un puerto (lo cual le lleva por ejemplo dos horas) y luego lo repara en su taller de un polígono industrial (seis horas más de trabajo),  la tasa se calcula sobre la totalidad del trabajo.



“¿Con qué derecho el ente portuario puede cobrar por un trabajo que se realiza fuera del puerto? Y, si esto no es así, ¿cómo se calcula qué parte se ha hecho dentro y cual fuera del puerto?”, se preguntan desde la CAEB.



Fuentes de la APB consultadas por Gaceta Náutica admiten, asimismo, no saber cómo se controlará el pago de la tasa. Las directrices de la presidencia del ente son que el primer año se confiará en la “buena fe” de los empresarios y, si los números no cuadran, se solicitará la intervención de Hacienda para que realice inspecciones.


Skipper Sailing