VELA LIGERA

ORGANIZACIÓN

Javier Sanz deja la vicepresidencia económica de la RFEV

Presenta su dimisión a la presidenta, Julia Casanueva, y abandona la federación tras conseguir sanearla económicamente
M.P.

Javier Sanz ha dimitido del cargo de vicepresidente económico de la Real Federación Española de Vela (RFEV). El dirigente ha presentado su renuncia a la presidenta, Julia Casanueva, y abandona la institución tras conseguir sanearla económicamente. 


Skipper Sailing

Sanz, economista y máster en dirección y gestión de empresas  MBA INSEAD, llegó a la vicepresidencia de la RFEV en 2015 tras la moción de censura a José Ángel Rodríguez, la primera que se presentó en la historia de la institución, y que finalizó con Casanueva como nueva presidenta.



Los métodos autoritarios de Casanueva, que desde su llegada a la RFEV ha liquidado sin otra justificación que su capricho al director del equipo olímpico, al gerente, al jefe de prensa y ha provocado la renuncia de varios asesores, han terminado con la paciencia de Sanz, que en su despedida asegura no tener la ilusión necesaria para ejercer el cargo de vicepresidente y tesorero. Sanz, que hasta el mes de noviembre ocupó la presidencia del Real Club Náutico de Palma, se centrará en la Copa del Rey Mapfre, de la que es presidente del Comité Organizador.



En estos años, su labor se ha centrado en la faceta económica de la RFEV que, como ha señalado Sanz en una carta enviada a sus compañeros de la Junta Directiva en la que agradece su confianza, se encontraba en “una difícil situación patrimonial”. El exvicepresidente ha remarcado que el primero de esos objetivos era sanear las cuentas y conseguir que los balances reflejasen fielmente la situación patrimonial de la institución.



Su tarea de reestructuración de la RFEV le llevó impulsar el cambio de sede de Madrid a Santander, “debido a la duplicidad de funciones y con el ánimo de buscar la rentabilidad de los centros” y ha dotado a la federación “de las herramientas y procesos administrativos necesarios para el control de la gestión”.



Javier Sanz se despide de la RFEV satisfecho pues “todos esos objetivos económicos están cumplidos. Hay asuntos en la vida que no se pueden afrontar en solitario. Las metas citadas se han cruzado gracias al esfuerzo de la Junta Directiva, de los asambleístas y del personal de la RFEV”.