SECTOR NÁUTICO

LEGISLACIÓN

Los títulos británicos no serán válidos para alquilar barcos

La Cámara de Comercio acogió una conferencia sobre los cambios que provocará la salida del Reino Unido de la Unión Europea
Elena Pipó

Alerta máxima en el sector del chárter náutico balear ante las consecuencias del Brexit. Tal como están ahora las cosas, a falta del resultado definitivo de la negociación entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE), los títulos náuticos de los ciudadanos británicos dejarán de ser válidos para alquilar embarcaciones de bandera española. El presidente de la Comisión de Chárter Náutico de APEAM, José María Jiménez, cifra entorno a un 15% el mercado que perderá el sector del turismo náutico balear si, en el transcurso del año de plazo que se han dado las partes para concretar las condiciones de salida del Reino Unido, no se llega a un acuerdo para validar las titulaciones. «Sería la puntilla para el chárter», advierte Jiménez.


Sa Ràpita

Asimismo, los barcos de recreo de menos de 24 metros con bandera británica no podrán obtener autorizaciones de alquiler en España.

Los abogados especializados en derecho náutico León Von Ondarza y Miguel Ángel Serra explicaron el pasado 27 de enero, en una conferencia organizada por la Cámara de Comercio de Mallorca y el Govern balear, las principales consecuencias del Brexit para el sector náutico, especialmente en los subsectores de alquiler, compra, reparación y mantenimiento de embarcaciones. La ruptura entre el  Reino Unido y la UE se materializará el 31 de diciembre de este año. Hasta esa fecha «todo continuará igual», dado que se ha establecido un periodo de transición que se inició el pasado 31 de enero, el cual garantiza la retirada y la seguridad jurídica al protegerse los derechos de los ciudadanos tanto de la UE como del Reino Unido.



Las titulaciones  y las certificaciones en la construcción de las embarcaciones serán los caballos de batalla de este Brexit náutico, que mantiene en vilo a las empresas del sector.León Von Ondarza y Miguel Ángel Serra expusieron que las titulaciones náuticas  de recreo británicas no servirán para alquilar barcos con bandera española.



Otra de las cuestiones que generó inquietud entre el auditorio concregrado en la Cámara de Comercio fue el anuncio de que las certificaciones otorgadas por el Reino Unido tanto en la construcción de barcos de serie como en los componentes o material de equipamiento  no estarán homologadas en la Unión Europea, salvo reconocimiento mutuo.



Los letrados apuntaron dos aspectos que sí que podrían resultar beneficiosos para los varaderos y astilleros Baleares: por un lado, la reparación de embarcaciones producidas en el Reino Unido podrán estar exentas de IVA en las labores de mantenimiento; por otro, los barcos de recreo británicos de más de 24 metros  podrán hacer chárter gracias a que Baleares asumió las competencias de tráfico marítimo en 2013 y permite esta actividad comercial en aguas del archipiélago a través de una declaración responsable.



VENTA DE BARCOS



Otro de los supuestos planteados tras el Brexit náutico es la venta de embarcaciones en España a un británico: si la adquiere y se queda en territorio español, el comprador tendrá que pagar el IVA o el Impuesto de Transmisión Patrimonial si se trata de segunda mano : por el contrario, si la compra y la lleva fuera de aguas comunitarias, deberá tramitar el Documento Único de Aduana. 

En el caso de la compra de embarcaciones de segunda mano registradas en el Reino Unido:  si tienen el IVA pagado, su adquisición estará sujeta al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, mientras que sin el IVA abonado tendrán que pagar este impuesto además de los aranceles.