CONCESIONES

Estudian trasladar la Federación Balear de Vela al puerto del Molinar

Principio de acuerdo para que la Autoridad Portuaria ceda al Govern balear parte del espacio al que aspiraba el Club Marítimo Molinar de Levante y aquél, a su vez, se lo transfiera a la FBV
Julio González

La Federación Balear de Vela podría fijar su sede en el puerto del Molinar una vez finalicen las obras de remodelación que la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) está llevando a cabo. El espacio que disfrutará la entidad deportiva formaba parte del proyecto que había presentado el Club Marítimo Molinar de Levante para gestionar las instalaciones.


Skipper Sailing

Este es el principio de acuerdo al que han llegado esta mañana en una reunión el presidente de la FBV, Chimo González Devesa; la Consellera de Asuntos Sociales y Deportes del Govern, Fina Santiago; el director general de Deportes, Carles Gonyalons, y el presidente de la APB, Juan Gual.



Según lo hablado en esta primera reunión, a falta de que se formalice en las próximas semanas, el ente portuario cederá al Govern un espacio de unos 600 metros cuadrados en el edifico que  se está construyendo debajo de la nueva escollera del puerto del Molinar. A su vez, la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes permitirá a la FBV que haga uso de él.



En estos momentos, la Federación Balear de Vela tiene su sede en unas oficinas ubicadas en el Palma Arena, mientras que su equipo (embarcaciones de apoyo, remolques, furgonetas y material deportivo) lo tiene repartido en las instalaciones de diferentes clubes náuticos, una situación que a veces genera problemas de espacio y que depende de la buena voluntad de esos clubes.



Chimo González Devesa ha explicado que el edificio estará finalizado dentro de un mes y que las obras para adaptarlo a las necesidades de la Federación Balear de Vela y el mantenimiento correrán a cargo del Govern. “Esperamos poder hacer uso de las instalaciones este mismo verano”, ha señalado el presidente de la FBV, si bien ha insistido en que se trata de un proyecto que deberá concretarse en cuanto las partes implicadas -principalmente Govern y APB- analicen su viabilidad.



Para llevarlo a cabo, la APB y la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes deberían firmar primero un convenio para la cesión del espacio. Por este uso, que se plantea que sea por un período mínimo de 15 años, el Govern pagará un canon a la Autoridad Portuaria de Baleares.



Este acuerdo a tres bandas podría comprometer el futuro del Club Marítimo Molinar de Levante (CMML), que había solicitado a la APB una competencia de proyectos en virtud de la Ley de Puertos del Estado para las licitaciones destinadas a entidades sin ánimo de lucro con fines sociales.



LLEGAR A UN ACUERDO



En este sentido, el presidente del CMML, Rafael Vallespir ha señalado que “lo ideal sería llegar a un acuerdo entre todos para conseguir que el club náutico más antiguo de Baleares no desaparezca”.



Vallespir considera que esta cesión a la FBV no pone en peligro la concesión de la gestión de los amarres, que si podría ser objeto de la competencia de proyecrtos, aunque sí que afectaría al edificio. “Nosotros habíamos incluido un espacio destinado a taller para que nos ayudara a sufragar el coste del canon y ahora habrá que cambiar el proyecto”.



Para su supervivencia, el Club Marítimo Molinar de Levante necesitaría poder ubicar sus oficinas, así como un pañol de marinería y un espacio en tierra, pero el presidente de la entidad ha remarcado que “nuestra actitud es la de colaborar con la administración”.



Rafael Vallespir ha señalado que no cree que la intención de la Federación Balear de Vela sea ir contra los clubes náuticos porque “los clubes forman parte de la Federación, sería ir contra si misma”, y ha reiterado su disposición a llegar a un consenso para compartir el espacio en el puerto del Molinar.