MEDIO AMBIENTE

INVESTIGACIÓN

El informe de la Conselleria de Medio Ambiente sobre el caso Emaya “no hay por dónde cogerlo”

El Juzgado de Instrucción número 12 de Palma toma declaración a los técnicos y políticos imputados en el caso EMAYA
J.L. MIRÓ / J. GONZÁLEZ

“No hay por dónde cogerlo”. En estos términos se han referido fuentes del caso Emaya al informe aportado por la Conselleria de Medio Ambiente al sumario que instruye el Juzgado de Instrucción número 12. Este dictamen contradice el resultado de las pruebas realizadas por la UIB y afirma que no existe relación directa probada entre los vertidos de las aguas residuales y la regresión de la posidonia. Un informe privado realizado por la empresa Tecnoambiente, proveedor de la administración en diversos trabajos sobre ecología marina, estima que las fecales vertidas por los emisarios submarinos de la depuradora de Palma han arrasado más de 500 hectáreas de esta planta protegida en la Bahía de Palma.


Skipper Sailing

Las mismas fuentes han señalado que los técnicos y políticos imputados en la causa están centrando su estrategia de defensa en los vertidos de aguas mixtas (fecales y pluviales), cuando la investigación del Seprona se ha dirigido en realidad a demostrar que el saneamiento de las residuales (es decir, las que se vierten a diario en la Bahía de Palma) no cumple con los mínimos legales y son un foco de contaminación constante.



Cabe recordar que los propios técnicos de EMAYA, la empresa pública responsable del tratamiento de las aguas, reconocieron en mayo de 2016 que la depuradora del Coll den Rebasa, construida hace 46 años, no purgaba “ni fosfatos ni nitratros ni el 15% de las heces”. Su entonces presidenta, Neus Truyol, hoy imputada, dijo que las deficiencias del saneamiento no se podían “negar ni ocultar” y el responsable del ciclo del agua, Jaime Femenías, declaró que la Estacion de Depuración de Aguas Residuales del Coll den Rebassa (EDAR) no estaba adaptada a la normativa, así como que su situación era “alegal”. Los encausados aseguran ahora que todo es legal.



DECLARACIONES DE INVESTIGADOS



Hoy, viernes 14 de febrero, han declarado como investigadas por un presunto delito medioambiental de la concejal de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, y de la exgerente de la empresa municipal de aguas y alcantarillado, Inma Mayol.



En la jornada de ayer, tres técnicos de Emaya fueron citados ante el juzgado de Instrucción 12 de Palma por la causa abierta sobre los vertidos de aguas fecales en la Bahía de Palma. Los investigados, ingenieros de la empresa pública, defendieron su gestión señalando que el Ayuntamiento de Palma cumple la normativa medioambiental.



Los técnicos remarcaron que ellos no tenían capacidad de decidir a qué se destinan los fondos del canon de saneamiento y si bien reconocieron que el sistema de depuración de la ciudad de Palma ha superado su vida útil y está obsoleto, alegaron que se trata de un problema histórico por falta de financiación.