ECONOMÍA

La Cámara de Comercio asume el control del Salón Náutico

La decisión se adoptó en una tensa reunión del comité asesor de la muestra, donde el IDI, que se resistió a ceder la organización, presentó unas cuentas con 290.000 euros de pérdidas en la edición de 2019
J. L. Miró

La Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Mallorca se hará cargo, salvo sorpresa, de la gestión del Salón Náutico Internacional de Palma después de que así lo decidiera por votación el comité asesor de la muestra, formado por empresas, asociaciones sectoriales y organismos públicos.


Port Calanova

El Institudo de Innovación Empresarial (IDI), dependiente de Conselleria de Transición Energética y Sectores productivos que lidera el dirigente de Podemos Juan Pedro Yllanes, cederá el testigo a la Cámara previsiblemente en la edición de 2021. 

El cambio de organizador se sustanció fuera del orden del día en una tensa reunión celebrada el pasado 3 de febrero, donde la directora del IDI, Mariona Luis, presentó las cuentas del Salón de 2019, que arrojaron un balance negativo de 290.000 euros, si bien cabe tener en cuenta que se computaron como costes las cesiones realizadas por entes públicos (descuentos de la tasa de ocupación y aportaciones económicas) y las horas que los funcionarios dedicaron a la organización de la feria. Con otros criterios contables, las pérdidas hubieran sido menores. 

Según ha podido saber Gaceta Náutica, el IDI, que se resiste a ceder el control del Salón, y la Cámara de Comercio, que quiere asumirlo, se enfrascaron en una virulenta discusión, en el transcurso de la cual un alto cargo del Govern acusó a las empresas y al resto de instituciones de haber preparado una «emboscada». Dicho miembro del comité fue obligado a rectificar y a pedir disculpas. El tesorero de la Cámara, Eduardo Soriano, que también es presidente de la sociedad de garantía recíproca (ISBA) y concesionario de puertos, fue especialmente duro en sus críticas al IDI, según las fuentes consultadas. 

La propuesta de votar el traspaso de la competencia del Salón Náutico a la Cámara de Comercio surgió del presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), Juan Gual, quien consideró que la presencia en el acto de los principales representantes del sector era una buena ocasión para conocer su opinión. La directora del IDI intentó oponerse a la votación, pero ésta, al final, se acabó realizando. Todas las entidades presentes, salvo el Instituto de Innovación Empresarial, votaron a favor del cambio, incluidas la empresa pública Ports IB y la APB.

En los días posteriores a la celebración de la reunión corrió el rumor de que el IDI no había justificado una partida de 400.000 euros. Esta afirmación estuvo circulando a través de mensajes de WhatsApp. Gaceta Náutica pudo saber que, en efecto, una de las partidas de gastos aparecía reflejada bajo el epígrafe «varios», sin más concreción. Mariona Luis se refirió así al capítulo que incluye los costes del montaje de la feria (carpas, trabajos submarinos y otros suministros). «No hay nada que ocultar. Una cosa es no justificar y otra es que faltara concreción», señala una de las personas que estuvieron presentes en la reunión y que pide mantener el anonimato. 

El Salón Náutico de Palma tiene un presupuesto de alrededor de 1,5 millones de euros anuales y los expositores pagan, de media, un 120% menos que en la muestra de Barcelona. La APB cobra 70.000 euros en cánones de ocupación y el traslado de los pescadores por la utilización de su espacio cuesta 100.000 euros.